Hospitales españoles ensayan el uso de células madre para curar fístulas

  • Santander, 23 mar (EFE).- Una quincena de hospitales españoles, entre los que se encuentra el Marqués de Valdecilla de Santander, participa en un ensayo clínico para curar fístulas perianales complejas utilizando células madre procedentes del propio paciente.

Hospitales españoles ensayan el uso de células madre para curar fístulas

Hospitales españoles ensayan el uso de células madre para curar fístulas

Santander, 23 mar (EFE).- Una quincena de hospitales españoles, entre los que se encuentra el Marqués de Valdecilla de Santander, participa en un ensayo clínico para curar fístulas perianales complejas utilizando células madre procedentes del propio paciente.

Las células se generan a partir del tejido adiposo del enfermo, que se obtiene mediante una liposucción y se inyectan en la trayectoria de la fístula, donde se desarrollan hasta que producen una cicatriz y cierran ese conducto.

El director de la Unidad de Cirugía de Colon y Recto del Hospital Valdecilla, Julio Castillo, ha explicado hoy, en rueda de prensa, que esta nueva técnica podría emplearse en la práctica diaria a partir del año próximo, una vez estudiados los resultados del ensayo, que serán publicados en septiembre.

No obstante, ha advertido de que es un tratamiento caro que no se generalizará sino que aplicará de forma selectiva, porque sólo está indicado para aquellos pacientes con fístulas complejas, que requieren una cirugía agresiva.

La ventaja del tratamiento es precisamente evitar esas operaciones, que pueden producir secuelas porque existe el riesgo de dañar los esfínteres y causar así problemas de incontinencia.

Esa posibilidad es lo que hace además que en algunos casos el cirujano extreme tanto la precaución que se queda "corto" y la fístula vuelve a aparecer, ha apuntado Castillo.

Según el responsable de la Unidad de Colon y Recto de Valdecilla, ésta no es una enfermedad grave pero tiene repercusiones negativas en la vida diaria de quien la padece.

Valdecilla participa en este ensayo clínico, que coordina el Hospital de la Paz y que ya ha entrado en su última fase, junto al resto de los hospitales españoles que cuentan con una unidad de cirugía del colon y el recto.

El centro hospitalario cántabro está tratando a cuatro de los cien pacientes que se están sometiendo a este método pionero en toda España y, según Julio Castillo, los resultados están siendo satisfactorios. En Valdecilla se ha observado que las fístulas empezaban a cerrarse en la primera visita de valoración, cuatro semanas después de inyectar las células.

La siguiente revisión la realizará un médico ajeno a este ensayo y los pacientes seguirán siendo vigilados periódicamente durante un año, para comprobar si la fístula está totalmente curada o se ha vuelto a reproducir.

Una vez concluida esta investigación y difundidos los resultados, comenzará una nueva fase en la que se aplicará esta intervención a pacientes de Crohn, una enfermedad inflamatoria intestinal en la que se presentan fístulas de repetición mucho más complejas y en la que, además, no se puede efectuar una cirugía habitual por el riesgo que tiene en estos casos la extracción de tejido.

Las células madre que se emplean en este ensayo son las llamadas "mesenquimales", que son capaces de transformarse en distintos tejidos.

Julio Castillo ha destacado que su uso y obtención no origina problemas éticos o morales porque proceden de la propia grasa del paciente.