Identificado un nuevo mecanismo implicado en la división celular

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descubierto un papel esencial de la proteína 'PI3Kbeta' en el proceso de división celular, un hallazgo que aporta nuevos datos para un proceso clave tanto para el desarrollo embrionario y postnatal como para el mantenimiento y renovación de la sangre o la piel en adultos.

El trabajo, cuyas conclusiones aparecieron publicadas en el último número de la revista 'Proceedings' de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, abre también vías de investigación para el tratamiento de situaciones patológicas en las que la división celular está descontrolada, como ocurre en los procesos tumorales.

Esta investigación ha sido realizada por los investigadores del CSIC Míriam Marqués y Amit Kumat, bajo la dirección de Ana Carrera, en el Departamento de Inmunología y Oncología del Centro Nacional de Biotecnología (del CSIC), en Madrid. Además, los autores han contado con la colaboración de Philippe Pasero, del Centre National de la Recherche Scientifique (Francia), y de Shaun Jackson, del Australian Centre for Blood Diseases (Australia).

Cada nueva ronda de división implica la síntesis de una única e idéntica copia del ADN celular, función llevada a cabo por la polimerasa, y la acción de la familia de proteínas fosfatidilinositol 3-quinasa (PI3K) es necesaria para activar los eventos necesarios previos al inicio de la síntesis de ADN.

Esta investigación, según indicaron, identifica a un miembro de esa familia, PI3Kbeta, como un elemento clave para permitir un correcto avance de la polimerasa y garantizar una síntesis eficiente de ADN. Si la función de PI3Kbeta se ve interferida, la velocidad de síntesis de ADN celular se ve seriamente comprometida y el proceso de división se ralentiza.

CLAVE EN EL ABORDAJE DE TUMORES

"El hallazgo contribuye a conocer cómo se regula la división celular en mamíferos y abre nuevos mecanismos susceptibles de ser interferidos en situaciones patológicas de división descontrolada, como ocurre en procesos tumorales", precisó Carrera.

La división celular es el proceso por el que una célula, duplicando su contenido de ADN y masa celular, es capaz de dar lugar a dos células hijas. En mamíferos, constituye la base del crecimiento y la formación de distintos tejidos, lo que lo convierte en un proceso clave en el desarrollo del organismo.

Ya en adultos, es vital para la regeneración de tejidos dañados y el mantenimiento de células que están en constante renovación, como las de la sangre o la piel. "Conocer cómo se regulan estos mecanismos es también importante para abordar el tratamiento de patologías que derivan de un mal funcionamiento del proceso de división celular, como ocurre en el cáncer", destacó esta experta.