Los genes podrían también influir en la selección de pareja entre los humanos, según estudio

Etiquetas

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Los genes podrían también influir en la selección de pareja, según un estudio de la Universidad de Parana en Brasil que se ha hecho público durante la conferencia anual de la Sociedad Europea de Genética Humana que se celebra en Viena (Austria).

Las personas con una mayor diversidad genética en un área del genoma denominada complejo de histocompatibilidad mayor (CHM) eran más propensas a elegirse entre sí como pareja en comparación con aquellas con CHM similares. Los autores señalan que esto probablemente es una estrategia evolutiva para asegurar una reproducción saludable.

El CHM es una gran región genética situada en el cromosoma 6 y que se encuentra en la mayoría de los vertebrados. Juega un importante papel en el sistema inmune y también en el éxito reproductivo. Además de ser una región genética amplia es también una de las más diversas.

Los científicos estudiaron los datos de CHM de 90 parejas casadas y los compararon con los de 152 parejas control generadas de forma aleatoria. Los autores contaron el número de diferencias en CHM entre aquellos que eran parejas reales y las compararon con las de las parejas virtuales generadas de forma aleatoria.

Según explica Graça Bicalho, responsable del trabajo, "si los genes de CHM no influyeran en la selección hubieramos esperado ver resultados similares de ambos conjuntos de parejas. Pero descubrimos que las parejas reales tenían más diferencias en sus CHM de las que esperábamos descubrir por pura casualidad.

En las parejas con HCM distintos los integrantes serían genéticamente distintos y tal patrón de elección de compañero disminuye el riesgo de endogamia, emparejamiento entre familiares, y aumenta la variabilidad genética de la descendencia.

Se sabe que la variabilidad genética es una ventaja para los hijos y el efecto del HCM podría ser una estrategia evolutiva subyacente para evitar el incesto en humanos y también mejorar la eficacia del sistema inmune.

Los científicos creen que sus descubrimientos ayudarán a comprender la concepción, la fertilidad y los fallos gestacionales. La investigación ha mostrado ya que las parejas con genes CHM similares tenían intervalos más largos entre los nacimientos, lo que podría implicar abortos no percibidos.

Los autores seguirán trabajando en esta línea mediante la observación de las influencias sociales y culturales así como las biológicas en la selección de pareja y su relación con la diversidad genética de la región de CHM.

"Esperamos descubrir que los aspectos culturales juegan un importante papel en la elección de la pareja y no consideramos la teoría de que si una persona porta una variante genética particular esto determinará su conducta. Pero también pensamos que el aspecto evolutivo inconsciente de elegir pareja no debe ser subestimado. Creemos que nuestra investigación muestra que esto tiene un papel importante para asegurar una reproducción saludable, al ayudar a asegurar que los niños nazcan con un sistema inmune fuerte mejor preparado para afrontar una infección", concluye Bicalho.

-. Firma: EVCN .-