Un centro de Valencia obtiene por vez primera en Europa una línea de células madre sin destruir el embrión

  • Valencia, 7 abr (EFE).- El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia ha obtenido por primera vez en Europa una línea de células madre sin destruir el embrión, inmunológica y genéticamente compatibles con el embrión del que proceden y que podrán usarse en el diseño de terapias dirigidas a regenerar órganos y tejidos dañados.

El CIPF obtiene por vez primera en Europa células madre sin destruir el embrión

El CIPF obtiene por vez primera en Europa células madre sin destruir el embrión

Valencia, 7 abr (EFE).- El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia ha obtenido por primera vez en Europa una línea de células madre sin destruir el embrión, inmunológica y genéticamente compatibles con el embrión del que proceden y que podrán usarse en el diseño de terapias dirigidas a regenerar órganos y tejidos dañados.

Esta línea, la VAL10-B, en cuya obtención ha trabajado durante dos años un grupo de científicos del CIPF, ha sido presentada hoy en rueda de prensa por el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, y el responsable del equipo, Carlos Simón.

Este investigador ha señalado que siempre existirán "debates éticos y morales" sobre estas investigaciones, aunque ha indicado que el objetivo de su equipo ha sido "obtener la mejor fuente de células madre", en este caso sin destruir el embrión.

La línea celular procede de un embrión en el tercer día de desarrollo y en estadio de siete células, y una de estas células, llamada blastómera, se aisla mediante técnicas de "macromanipulación" manteniendo la viabilidad del embrión del que procede.

La derivación celular desde una blastómera constituye un método alternativo para evitar la destrucción del embrión, además de crear una línea celular pluripotente perfectamente compatible con el niño que va a nacer.

Es la primera vez que se consigue en Europa una línea de células madre embrionarias manteniendo la viabilidad embrionaria, y la tercera vez que se logra en el mundo, tras los grupos de investigadores de Boston y de la Universidad de San Francisco.

Carlos Simón ha señalado que las células madre obtenidas son inmunológica y genéticamente compatibles con el embrión del que proceden y poseen las mismas características que las células obtenidas por otros procedimientos de pluripotencialidad, inmortalidad e indiferenciación.

La pluripotencialidad significa que tienen capacidad de convertirse en todos los tipos celulares de los distintos tejidos del cuerpo sometiéndolas a una especie de "programación" para que den lugar a un tipo celular concreto de un determinado tejido, de acuerdo con las necesidades de cada investigación.

También se ha destacado la capacidad de crecimiento y proliferación ilimitada de las células en ese estado indiferenciado y que las investigaciones se centran en materias que pueden tener una aplicación clínica en el presente y el futuro en distintas enfermedades actualmente incurables.

Así, pueden tener posibilidades terapéuticas para el tratamiento de la diabetes, programando las células para que produzcan insulina; de enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, con la creación de neuronas dopaminérgicas (las dañadas por esta enfermedad); de la leucemia, reconstituyendo las células sanguíneas a partir de un trasplante de células, o de las enfermedades cardiacas y hepáticas.

También permitirá el diseño de terapias celulares dirigidas a regenerar órganos y tejidos dañados, prevenir y avanzar en el conocimiento de los defectos congénitos y trabajar en el ensayo de modelos "in vitro" de fármacos para el tratamiento de enfermedades.

Carlos Simón ha señalado que en los Estados Unidos ya hay un proyecto con células madre embrionarias, aprobado por el nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para el tratamiento de pacientes con sección de médula espinal (tetrapléjicos).

Manuel Cervera ha destacado que se trata de un "avance muy importante" y que reafirma el "liderazgo en medicina regenerativa" de la Comunitat Valenciana, y ha pedido al Gobierno que trate esta autonomía "al mismo nivel que Cataluña y Sevilla", con las que el Instituto Carlos III de Investigación ha firmado convenios trienales de investigación.

La Conselleria de Sanidad, a través del Banco Nacional de Líneas Celulares -Nodo de la Comunitat Valenciana ubicado en el CIPF- ha solicitado al Ministerio de Ciencia e Innovación, por medio del Instituto de Salud Carlos III, el depósito de esta nueva línea celular.