Médicos estudian crear un registro nacional de enfermos de osteoporosis

  • Elche (Alicante), 22 abr (EFE).- Un centenar de médicos españoles analizará a partir de mañana en Elche (Alicante) la necesidad de crear el denominado "Registro de Osteoporosis" (ROPE), cuya base de datos permitirá mejorar el conocimiento de esta patología y definir con mayor precisión las respuestas facultativas a esta enfermedad.

Médicos estudian crear un registro nacional de enfermos de osteoporosis

Médicos estudian crear un registro nacional de enfermos de osteoporosis

Elche (Alicante), 22 abr (EFE).- Un centenar de médicos españoles analizará a partir de mañana en Elche (Alicante) la necesidad de crear el denominado "Registro de Osteoporosis" (ROPE), cuya base de datos permitirá mejorar el conocimiento de esta patología y definir con mayor precisión las respuestas facultativas a esta enfermedad.

La puesta en marcha del ROPE, cuyo objetivo es crear un listado nacional de pacientes con osteoporosis procedentes de consultas de Medicina Interna, será debatido en la V Reunión de Osteoporosis de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebra en Elche del 23 al 25 de abril.

"El ROPE nos permitirá obtener datos epidemiológicos sobre la osteoporosis en nuestro medio: tipo de pacientes, problemas en su atención y cómo resolverlos", ha manifestado hoy el coordinador del Grupo de Trabajo de Osteoporosis de la SEMI, José Antonio Blázquez.

En su opinión, este proyecto "mejorará el conocimiento sobre la osteoporosis en la práctica clínica habitual en Medicina Interna".

El Registro de Osteoporosis, según ha explicado, puede ser una herramienta de utilidad para llevar a cabo estudios cooperativos sobre cualquiera de los tipos de variables incluidas en la base de datos, acerca de los factores de riesgo de osteoporosis y fracturas, osteoporosis secundarias, utilidad de las pruebas diagnósticas, eficacia y efectos adversos de los diferentes tratamientos.

En España, se producen cada año en torno a 350.000 fracturas osteoporóticas, de las que cerca de dos tercios responden a fracturas vertebrales, de cadera y de muñeca.

La osteoporosis es un trastorno que produce una disminución de la resistencia ósea, lo que incrementa el riesgo de fracturas por fragilidad.

Especial atención requiere la fractura de cadera, que representa, según datos de la SEMI, "un problema de salud creciente, debido al envejecimiento de la población".

Su repercusión se considera "importante" tanto por su morbilidad (complicaciones agudas, descompensación de otras patologías, dolor, discapacidad) como por el incremento de la mortalidad y el coste económico y social, que comprende el período de hospitalización, la rehabilitación y, en muchos casos, el ingreso en una residencia.

Sin embargo, la fractura vertebral es la más frecuente, aunque en muchas ocasiones no se diagnostica. Es causa de dorso-lumbalgia y deformidad torácica en forma de cifosis, que puede acabar produciendo compromiso respiratorio, entre otros problemas.

A juicio de Blázquez, el médico internista "debe tener un papel relevante en el diagnóstico, tratamiento y en la investigación clínica de la osteoporosis".