Un experto advierte de que los españoles no toman suficiente calcio y vitamina D en su dieta

Etiquetas

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El doctor Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer, alertó hoy de que los españoles no toman suficiente calcio y vitamina D, por lo que alerta subraya la importancia de incluir en su dieta las cantidades recomendadas tanto de calcio como de vitamina D, nutriente básico para una correcta absorción del primero. La cantidad diaria recomendada, según la edad, oscila entre 1.200 y 1.500 mg de calcio al día, lo que equivale a tres vasos de lácteos enriquecidos con calcio.

El Doctor Palacios recuerda, en una entrevista en 'PULEVASalud' recogida por Europa Press, que las consecuencias de una inadecuada ingesta de calcio suelen aparecer a largo plazo, por lo que muchas personas no le prestan el debido interés desde edades tempranas.

La ingesta de las cantidades recomendadas de calcio y vitamina D es una cuestión de mentalización y de educación nutricional, por lo que es fundamental insistir en la necesidad de comenzar con la prevención de las enfermedades óseas desde la infancia e, incluso, desde la gestación. Desde su punto de vista, "la mejor medida preventiva es alcanzar el mayor pico de masa ósea posible con el fin de obtener mayor cantidad de hueso, ya que cuanto más hueso tengamos, más podremos permitirnos el lujo de perder".

Con la ingesta de leches enriquecidas, además de aportar mayor cantidad de calcio al organismo y la cantidad adecuada de vitamina D que favorece su asimilación, se cubren las cantidades recomendadas. Con los lácteos no enriquecidos se necesitarían tomar cinco raciones para cubrir la cantidad diaria necesaria de calcio y vitamina D.

La osteoporosis afecta a una de cada tres mayores de 50 años en nuestro país, edad a partir de la cual las mujeres tienen un 40 por ciento de riesgo de sufrir una fractura por esta causa. Pero esta enfermedad, que consiste en una pérdida de densidad y de calidad del hueso se puede prevenir desde edades tempranas, a través de la alimentación y del ejercicio físico.