Una dieta baja en grasas y rica en calcio y fibra es la mejor fórmula para evitar el cáncer de colon, según un experto

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Reducir el consumo de grasas, llevar una dieta rica en fibra y calcio, así como realizar ejercicio físico de manera regular son las mejores medidas para prevenir el cáncer de colon, según afirmó el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital 12 de Octubre de Madrid, el Doctor Hernán Cortés-Funes. Con motivo de la celebración el próximo 31 de marzo del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Colon, la Fundación Mutua Madrileña (FMM), en colaboración con el doctor Cortés-Funes, ha elaborado una serie de recomendaciones preventivas a seguir con el objetivo de reducir los más de 38.000 casos diagnosticados y las 13.000 muertes que provoca cada año el cáncer de colon. Según datos de la FMM, esta patología es la segunda causa de muerte por cáncer en España y en el 90 por ciento de los casos se podría curar con un diagnóstico precoz, "por eso es tan importante evitar los factores de riesgo y apostar por la prevención en el tratamiento de esta enfermedad", apuntó el doctor. En este sentido, las dietas que contienen proporciones elevadas de grasas "predisponen al desarrollo del cáncer colorrectal, especialmente en el colon descendente y en el colon sigmoide", explicó. Evitar el consumo excesivo de carnes rojas y grasas de origen animal se encuentran entre las pautas de prevención para reducir este riesgo. El aceite de oliva y los aceites poliinsaturados de pescado, ricos en Omega-3, se encontrarían en cambio entre las grasas con menor propensión a causar este tipo de cáncer. Por su parte, "aunque existe alguna discrepancia", en opinión del doctor Cortés-Funes "la mayor parte de los autores reconocen que existe una correlación significativa entre la ingesta de fibras y la menor incidencia del cáncer". De los diversos tipos de fibra, la celulosa y el salvado destacan como las más efectivas, señaló. Asimismo, estudios realizados en los últimos años "refuerzan la idea" de que el calcio se fija a los ácidos grasos y ácidos biliares ionizados del tracto digestivo y los hace insolubles, reduciendo los efectos proliferativos de estos sobre las células epiteliales del colon, según el jefe de Oncología Médica del 12 de Octubre. Otro de los hábitos recomendados por este experto es la práctica regular de ejercicio físico, "no sólo por sus efectos benignos sobre el metabolismo, sino también porque contribuye a combatir el sobrepeso, otro factor relacionado con el desarrollo de este tipo de tumor".