El Gobierno británico pagará terapias a ciudadanos deprimidos por la recesión

  • Londres, 8 mar (EFE).- El Gobierno del Reino Unido destinará 13 millones de libras (14,5 millones de euros) para pagar los servicios terapéuticos a los ciudadanos que sufran problemas psicológicos, como depresión o ansiedad, como consecuencia de la crisis económica.

El Gobierno británico pagará terapias a ciudadanos deprimidos por la recesión

El Gobierno británico pagará terapias a ciudadanos deprimidos por la recesión

Londres, 8 mar (EFE).- El Gobierno del Reino Unido destinará 13 millones de libras (14,5 millones de euros) para pagar los servicios terapéuticos a los ciudadanos que sufran problemas psicológicos, como depresión o ansiedad, como consecuencia de la crisis económica.

Según anunció hoy el ministro británico de Sanidad, Alan Johnson, esa medida forma parte de un plan que pretende ayudar a millones de personas que han perdido su empleo, están endeudadas o han sufrido rupturas sentimentales, entre otros problemas.

"En la actual desaceleración económica, existe la posibilidad de que más gente se sienta ansiosa o deprimida y experimente niveles más bajos de bienestar mental", afirmó el titular de Sanidad.

"Si alguien está desanimado tras perder su trabajo, la mejor solución es un nuevo empleo y ayudamos a la gente a encontrarlo donde sea posible. Pero en ciertos casos, la depresión y la ansiedad pueden ser una barrera para lograr otro trabajo", dijo Johnson.

Para asistir a esas personas, unos 3.600 terapeutas y cientos de enfermeras recibirán formación para crear, antes de finales de 2010, una red de unidades de auxilio psicológico en oficinas de empleos y ambulatorios de médicos de cabecera.

Asimismo, el Servicio Nacional de Salud (NHS) habilitará una línea especial de teléfono para atender a quienes se hayan sumido en la depresión debido a problemas económicos.

Según datos oficiales, unos seis millones de personas padecen en este país problemas de ansiedad o depresión y, muchos de ellos, siguen cobrando un subsidio por discapacidad porque son incapaces de buscar trabajo.

En general, la iniciativa del Gobierno fue bien recibida por organizaciones benéficas dedicadas a la salud mental en el Reino Unido.

Así, Paul Corry, director de asuntos públicos del grupo "Rethink", indicó que el plan es un paso positivo, si bien hace falta más ayuda, pues su asociación ha constatado un notable incremento de "personas angustiadas" por los efectos de la recesión.

Desde "Relate", una organización especializada en relaciones familiares y de pareja, la directora, Claire Tyler, informó también de un "aumento sustancial" de la demanda de sus "servicios de apoyo emocional" como resultado de la crisis.

El profesor Richard Layard, ex asesor del Gobierno y coautor de un informe de la London School of Economics sobre depresión, declaró que el plan del Ejecutivo es "el más importante acontecimiento en el tratamiento de la salud mental" en este país desde hace décadas.