Expertos piden que se demuestren las propiedades curativas de aquellos alimentos que se usan como fármacos

Lamentan la confusión existente entre los consumidores por "los continuos cambios" en los mensajes nutricionales

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de Getafe (Madrid), Susana Monereo, advirtió hoy que muchos alimentos "han dejado de ser elementos naturales para utilizarse de otras muchas maneras", en ocasiones como fármacos, "por lo que no estaría de más que se demostraran todas aquellas propiedades curativas que se les atribuyen".

La experta hizo estas declaraciones con motivo de su participación en la jornada 'De la obesidad a la anorexia: controversias en la alimentación actual', organizada hoy en Madrid por la Fundación de Ciencias de la Salud, el Instituto Tomás Pascual y la Residencia de Estudiantes.

"Utilizar los alimentos de manera errónea, por sobreinformación o falta de ella, acaba pasándole factura a nuestra salud de muy diversas formas", alertó.

La jornada también contó con la presencia del catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, y presidente de la Fundación Española de Nutrición, el profesor Gregorio Varela, que señaló que el consumidor actual sufre "cierta confusión ante la constante modificación del mensaje nutricional" en los últimos años.

A modo de ejemplo, destacó el caso de la dieta mediterránea, "que ha pasado de ser una gran desconocida a convertirse en una panacea, a pesar de que son escasos los estudios que demuestran la evidencia científica de sus potenciales efectos beneficiosos".

Por este motivo, el director general del Foro Interalimentario, José Ignacio Arranz, subrayó la necesidad de informar y formar a la sociedad "basándose en comunicación no comercial, veracidad, excelencia y soporte científico". "Esto último resulta imprescindible para acercar la ciencia a la sociedad", estimó.

En su opinión, la comunicación "genérica formativa y no comercial" debe ser realizada por las administraciones y el mundo académico, así como por los agentes económicos de la cadena alimentaria que, de este modo, "serán menos cuestionados".

Por último, el catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, Diego Gracia, apostó "por fomentar la información verídica de los productos y la responsabilidad en la elección". "Sólo personalidades maduras conseguirán tomar decisiones correctas ante tan amplio abanico de posibilidades", concluyó.