La atmósfera pudo ser tan rica en oxígeno hace 3.400 millones de años como hoy, según un estudio

WASHINGTON, 24 (EUROPA PRESS) El jaspe rojo atrapado en sedimentos que datan de hace 3.460 millones de años sugiere que no sólo los océanos contenían abundante oxígeno en aquella era, sino que la propia atmósfera era tan rica en este gas como en la actualidad, de acuerdo con geólogos. Este jaspe, un mineral rico en hematita, se formó de manera similar a cómo se forma esta misma roca en torno a las emanaciones termales que se hallan en profundidades oceánicas en la actualidad. "Muchas personas han asumido que la hematita en las rocas antiguas se formó por la oxidación de la siderita en la atmósfera moderna", declaró Hiroshi Ohmoto, profesor de Geoquímica en la Universidad Penn State. "Esto es por lo que quisimos perforar profundamente, por debajo del nivel del agua y recuperar rocas no sometidas a los fenómenos climatológicos". Los investigadores perforaron diagonalmente en el interior de la base de una colina en la zona de Pilbara Craton, en Australia Occidental para obtener muestras de jaspe que no estuvieron expuestas a la atmósfera o el agua. Estos jaspes podrían remontarse a 3.460 millones de años. "Todo el mundo está de acuerdo en que este jaspe data de hace 3.460 millones de años" declaró Ohmoto. "Si la hematita se formó por la oxidación de la siderita en algún momento, la hematita podría ser encontrada en el exterior de la siderita, pero no dentro", explicó en un estudio publicado en Nature Geoscience. "El próximo paso fue determinar si la hematita se formó cerca de la superficie del agua o en la superficie. Los compuestos del hierro expuestos a la luz ultravioleta pueden formar hidróxido férrico, que puede hundirse al fondo en pequeñas partículas y convertirse entonces en hematita a temperaturas de 62 grados.