La diabetes y la hipertensión arterial afectan seriamente la salud de los panameños

  • Panamá, 15 abr (EFE).- La diabetes mellitus y la hipertensión arterial son enfermedades crónicas que representan un serio problema de salud pública para la población panameña, según un estudio divulgado hoy por el Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá.

La diabetes y la hipertensión arterial afectan seriamente la salud de los panameños

La diabetes y la hipertensión arterial afectan seriamente la salud de los panameños

Panamá, 15 abr (EFE).- La diabetes mellitus y la hipertensión arterial son enfermedades crónicas que representan un serio problema de salud pública para la población panameña, según un estudio divulgado hoy por el Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá.

La primera Encuesta Nacional de Salud y Calidad de Vida (ENSCAVI) realizada por el Minsa, el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), la Contraloría General y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) concluye que es necesaria más prevención y promoción sanitaria para contrarrestar este "serio" problema de salud pública.

Se determinó que la hipertensión arterial diagnosticada por médico tuvo una prevalencia de 22 por ciento, 17,8 por ciento en hombres y 24,8 por ciento en mujeres.

En el caso de la diabetes mellitus diagnosticada por médico, la incidencia fue de 5,4 por ciento, 4,3 por ciento en hombres y seis por ciento en mujeres.

La encuesta fue realizada a una muestra poblacional de 25.748 personas mayores de 18 años entre septiembre y octubre de 2007, con la idea de medir la calidad de vida de los panameños, que es buena, según el análisis.

Las provincias de Coclé, Colón, Herrera, Los Santos y Panamá son las que mejor índice reflejan.

En una escala de 0 a 1, la calidad de vida en la población urbana es de 0,689, seguido de la rural con 0,669 y el área indígena con 0,631.

Las conclusiones también revelan que, superados los 50 años de edad, el índice de calidad de vida de los panameños es más bajo por el deterioro de las condiciones de salud, enfermedades degenerativas, discapacidades propias de la edad y el abandono social.

Entre los criterios utilizados para determinar el índice de calidad se consideró el nivel de satisfacción personal, las condiciones de vida y los valores y creencias personales.

Los hombres sienten mayor satisfacción personal que las mujeres, fundamentalmente por las diferencias existentes entre ambos para conseguir o ascender en un empleo, desarrollo de habilidades, conocimientos y destrezas, entre otros factores.

La muestra reflejó que la condición de vida de la mujer panameña es mejor por estar menos expuesta a factores de riesgo como el consumo de alcohol, tabaco y riesgos laborales.

Los resultados del estudio abarcaron una muestra de 10.000 viviendas de las áreas rural, urbana e indígena.

Panamá se sitúa como el primer país de la región que realiza este tipo de encuesta, porque Chile, México y Uruguay habían utilizado este método para medir los estilos de vida de sus ciudadanos, según la información.

Conocer el estado de salud de los panameños es clave en el planeamiento de estrategias de intervención, "porque permitirá mejorar y fortalecer las acciones en salud e implementar nuevas políticas que mejoren a corto, mediano y largo plazo el bienestar de la población", destacó el Minsa.