Chaves dice que se ponderarán otras variables además de la población en la financiación autonómica de Cantabria

El Gobierno quiere "impulsar" los "compromisos" de Zapatero con la alta velocidad y la Autovía Dos Mares SANTANDER, 5 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, afirmó hoy en Santander que en la financiación autonómica para Cantabria se ponderarán otras variables además de la población, como la dispersión geográfica y el envejecimiento, con el fin de asegurar "un sistema más justo y equilibrado, en el que se garantice la igualdad en el acceso a los servicios fundamentales".

Chaves se pronunció así en una rueda de prensa posterior a la reunión que mantuvo con el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga, para analizar el nuevo modelo de financiación autonómica, sobre el que el Gobierno espera llegar a un acuerdo antes de que finalice el curso político. La intención, dijo, es convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera en junio o principios de julio "lo más tarde".

El ministro también señaló que Cantabria podría beneficiarse del Fondo de Cooperación, destinado a comunidades con crecimientos poblacionales por debajo de la media nacional, que afectaría además a comunidades como Asturias o Galicia.

Chaves, que agradeció a Revilla y Gorostiaga el tono "amable" de la reunión, aseguró que en la negociación de la financiación autonómica está "en la misma mesa que las comunidades autónomas", y defendió que el sistema que se acuerde "tiene que ser el sistema de todos", es decir, "multilateral" y "sin sistemas bilaterales".

Sin embargo, matizó que esto "no es incompatible" con que el Gobierno de Cantabria "defienda sus intereses bilateralmente" ante el Gobierno de la nación y apuntó que "seguramente" el Ministerio de Economía convoque al Ejecutivo regional para la ponderación de "algunas variables" y "hablar de las cantidades".

Al respecto, señaló que si bien la mayoría de autonomías que ha visitado abogan por la variable poblacional para el reparto de fondos, lo "lógico" es tener en cuenta el coste de los servicios en las distintas comunidades, por lo que la población se "complementará y ponderará" con otras variables como la orografía, dispersión, envejecimiento o inmigración.

El objetivo, subrayó el ministro, es que "ninguna comunidad autónoma pierda en términos absolutos pero que también mantenga los relativos", de forma que sus intereses "queden garantizados".

Por su parte, Revilla se refirió a las condiciones orográficas de Cantabria y a cómo repercuten en el coste de los servicios, y como ejemplo apuntó que la escolarización de un niño en la región puede costar 6.000 euros al año. Igualmente hizo referencia al Hospital Marqués de Valdecilla, que es "nacional", dijo.

Esas son las razones, dijo, de que la sanidad y la educación en la región tengan un coste un 20 por ciento superior a la media nacional, un diferencial que el Gobierno cántabro quiere que se mantenga en la nueva financiación autonómica. "Hay que conservar la población, aunque el coste sea muy elevado", subrayó.

En su opinión, lo que Cantabria plantea es "justo y razonable" y "puede coincidir" con las demandas de comunidades como Galicia, Asturias, La Rioja o Aragón, afirmó, y aseguró que Chaves "ha entendido la singularidad de Cantabria". Por ello confió en que el documento final sea "el que todos esperamos", en el que "haya más dinero que antes" y con el que Cantabria pueda seguir conservando "el diferencial" que tiene y "sentirse satisfecha".

Por su parte, Gorostiaga manifestó que el ministro ha acogido la propuesta de Cantabria como el Gobierno "esperaba", y apuntó que la ministra de Economía, la diputada por Cantabria, Elena Salgado, "conoce perfectamente las peculiaridades" de la comunidad. Por ello aseguró que el Gobierno central "va a ser sensible a todas las variables" que plantee la región.

La vicepresidenta recordó que el Ejecutivo está de acuerdo con este modelo "aunque no con el anterior" y con la "sensibilidad" que muestra el Gobierno de España.

COMUNICACIONES Y SANIDAD

Otras cuestiones que se trataron en la reunión, a iniciativa del ministro, fueron la sanidad y las comunicaciones, donde Chaves se comprometió a trasladar mañana al ministro de Fomento, José Blanco, durante el Consejo de Ministros extraordinario, la "preocupación" de la región para que "tenga en cuenta la situación".

En este sentido, aseguró que el Gobierno quiere "impulsar" los "compromisos" del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, con la alta velocidad y la Autovía Dos Mares.

Por su parte, Revilla agradeció que el ministro se haya "interesado especialmente" por estas cuestiones y destacó que se trata de "un apoyo más a algo que Zapatero ha apoyado desde arriba". Al respecto consideró que es "bueno recordar" al nuevo ministro de Fomento que "Cantabria tiene una deuda pendiente hace mucho y que se tiene que solventar para que los cántabros sean ciudadanos de pleno derecho en materia de infraestructuras".

Tras repasar las infraestructuras pendientes, como la Autovía Dos Mares, el AVE con Bilbao y la Autovía de la Meseta, que el presidente da "por terminada", Revilla subrayó que lo que más le preocupa es el "desgajamiento" del tramo del TAV Alar del Rey-Santander, por la "complicación" de la unificación de las estaciones en la capital cántabra. Además, el presidente defendió la necesidad de "dar por bueno" el estudio informativo del tramo Alar-Reinosa, de forma que la obra se adjudique en breve.

Por otra parte, en cuanto al convenio para la financiación de Valdecilla, Chaves aseguró que la firma "está a la vuelta de la esquina", por lo que "el problema se va a resolver a corto plazo".