Denuncian que una clínica privada obliga a firmar un documento de consentimiento en el momento del ingreso

MADRID, 09 (EUROPA PRESS) La Asociación del Defensor del Paciente denunció hoy que una clínica privada obliga a los familiares de los pacientes a firmar un documento de consentimiento cuando se produce un ingreso, un texto al que califica de "ilegal" y que compromete a la familia "a asumir cualquier cosa". En este documento, al que ha tenido acceso Europa Press, se pide al familiar, "después de haber sido informado por el equipo médico de la situación clínica en la que se encuentra el paciente", que acepte y dé su consentimiento al ingreso de la persona en cuestión "para su tratamiento". Del mismo modo, la firma de dicho texto supone también, según consta, la aceptación por parte del familiar de la normativa existente en concreto, "aquella por la que se rige la Clínica Sears", información que reciben los familiares al mismo tiempo que tienen en sus manos el documento de confirmación. "Éste carece de nombres de facultativos de qué es lo que se supone de que les han informado y lo más grave es que firmando esto asumen cualquier tratamiento que esta clínica quisiera hacerle al paciente, lo que les venga en gana y esto es ilegal", señaló la Asociación en un comunicado. La organización Defensor del Paciente se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y mandará el escrito también a la Fiscalía de Madrid "para su conocimiento e investigación de las razones que esta clínica tiene para saltarse la ley de esta forma". "Esperamos que tome buena nota e intervenga en este asunto y se expediente a esta, clínica por las razones expuestas", indicó su presidenta en una carta al consejero del ramo, Juan José Güemes, donde le puso al tanto de esta situación.