El Centro para personas con fibrosis quística atendió durante su primer año de funcionamiento a 60 enfermos de Baleares

Está operativo al 80% porque aún no ha podido poner en marcha los dos apartamentos de acogida al carecer de un contador definitivo de la luz

PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS)

El centro para personas de fibrosis quística ha atendido durante su primer año de funcionamiento a un total de 60 ciudadanos de Baleares (39 de Mallorca, 11 de Menorca y 10 de Ibiza), quienes han recibido atención fisioterapéutica, gracias a las dos cabinas y al gimnasio en el que se han llevado a cabo distintos ejercicios aeróbicos y de corrección de espalda.

Así lo informó a Europa Press el director gerente de la Fundación Respiralia, Carlos Pons, coincidiendo con el Día Nacional de la Fibrosis Quística, que recuerda la existencia de esta enfermedad genética, que provoca unas secreciones que afectan a los sistemas respiratorio, circulatorio y reproductor llegando a causar problemas de crecimiento y esterilidad, así como neumonías y constantes resfriados.

Pons señaló que actualmente, el centro, que es pionero en España en el tratamiento de esta enfermedad y que hoy cumple un año desde su inauguración, está operativo al 80 por ciento, debido a que aún no se han podido poner en marcha los dos apartamentos de acogida destinados a los afectados de fibrosis quística de Menorca, Ibiza y Formentera que se deban desplazar a Palma para realizarse pruebas médicas en el Hospital Son Dureta.

Por otro lado, explicó que hasta mañana, no van a instalar el contador definitivo de la luz, lo que significa que "si hubiésemos puesto en marcha el aire acondicionado, las placas solares para el agua caliente o el ascensor, la empresa no se hubiese hecho cargo en caso de rotura de una placa electrónica por una caída de tensión o sobrevoltaje".

Por tanto, dijo que nadie puede ocupar los apartamentos, de 33 metros cuadrados aproximadamente, "hasta que no esté todo operativo". En esta línea, confió en que en el mes de mayo, ya se pueden utilizar estas infraestructuras, con el fin de que se pueda poner en marcha un nuevo servicio, denominado 'Respiro familiar', mediante el cual los enfermos de fibrosis quística del resto de islas, de la península o del extranjero podrán pasar una semana en Mallorca recibiendo formación en técnicas de drenaje autógeno y de actividad física dirigida.

Actualmente, explicó que a los enfermos que residen en Menorca e Ibiza se les ofrece sesiones de fisioterapia respiratoria en sus respectivas islas con personal de la Asociación y añadió que cuando vienen a Palma para pasar las revisiones periódicas, Respiralia les ofrece el servicio de acompañamiento para todas las gestiones que deban hacer.

PSICOMOTRICIDAD PARA LOS NIÑOS

Pons destacó que desde el pasado mes de septiembre, el centro ofrece un proyecto de psicomotricidad combinada con drenage autógeno, destinado a los más pequeños, a través del cual se les educa en el esfuerzo de la actividad física para que cuando sean mayores, lo tengan como una rutina necesaria para lograr una buena calidad de vida.

Concretamente, el centro, inaugurado el 23 de abril de 2008, está situado en un edificio de cinco plantas construido en un solar cedido por el Ayuntamiento de Palma en la calle Dinamarca, número 9 (San Agustín) y consta de 950 metros cuadrados. El centro contó con un presupuesto superior a los 1,4 millones de euros, de los que 989.192 los aportó el Govern y 23.500 la Fundación ONCE.

El director gerente manifestó que, actualmente, entre 250 y 300 personas en Baleares padecen fibrosis quística, enfermedad descubierta en 1989, si bien señaló que sólo se conocen 60 casos, debido a que en muchas ocasiones, no es diagnosticada por parte de los médicos que la confunden con otras patologías.

No obstante, Pons destacó que desde el año 2000, Baleares realiza en el Hospital Son Dureta el diagnóstico neonatal, lo que permite iniciar los tratamientos de forma más temprana y mejorar así la calidad de vida de los niños con fibrosis quística.