El gasto farmacéutico en los hospitales públicos de Baleares alcanzó los 78,9 millones de euros en 2006, un 28% más

PALMA DE MALLORCA, 06 (EUROPA PRESS)

El gasto en medicamentos realizado en los hospitales públicos de Baleares alcanzó en 2006 los 78,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 28,7 por ciento respecto al año anterior. Así lo refleja el informe sobre el gasto farmacéutico realizado por la Sindicatura de Cuentas, que reporta el aumento paulatino del gasto que se produce año tras año, de manera que entre 2002 y 2006 se incrementó un 118 por ciento en el conjunto de los hospitales públicos de Baleares.

La Sindicatura de Cuentas registró hoy en el Parlament el informe, que revela que el hospital Son Dureta es el que más incrementó el gasto, con un aumento de 20,7 millones de euros, seguido del hospital Son Llàtzer, con 11,7 millones más.

En cifras absolutas, el gasto total realizado por los cinco hospitales públicos de Baleares -Son Dureta, Son Llàtzer, Manacor, Can Misses y Verge del Toro- ascendió a 36,1 millones de euros en 2002; a 44,7 millones en 2003 (23,6% más); a 51,3 millones en 2004 (14,8% más); a 61,37 millones en 2005 (19,5% más); y 78,91 millones en 2006 (28,7% más).

Así, el informe señala que todos los hospitales coinciden en que el sistema de gestión de medicamentos implantado en los centros presenta carencias "significativas", al no disponer de un sistema adecuado para la gestión clínica del consumo de fármacos, obligando a los hospitales a mantener los stocks de forma manual.

El sistema tampoco dispone de información referente a la dispensación de medicamentos a pacientes externos, por lo que la Sindicatura "recomienda la mejora del sistema informático para la gestión farmacéutica".

Todos los hospitales disponen de una Comisión de Farmacia y Terapéutica, cuya función es desarrollar una política de medicamentos basada en criterios de seguridad, eficacia y eficiencia, adecuación y coste. En este aspecto, el Síndico informa que durante el año 2006 los hospitales realizaron compras directas de la mayoría de medicamentos.

En relación a la gestión y almacenamiento de los mismos, el informe recuerda que los fármacos tienen que estar ordenados en almacenes de distribución de medicamentos y productos sanitarios específicos. En concreto, señala que Son Llàtzer es el hospital "mejor equipado" en cuanto a la ubicación física y a los protocolos de funcionamiento y revisión de temperaturas. Por el contrario, el hospital Son Dureta y Can Misses cuentan con un espacio "muy reducido" para almacenar los medicamentos y no disponen de protocolo de control de conservación.

En este sentido, únicamente Son Llàtzer y Can Misses disponen de un sistema de regulación de distribución de medicamentos, mientras que Son Dureta es el único que cuenta con armarios de dispensación.

CUMPLIMIENTO DESIGUAL DE OBJETIVOS

El informe concluye que en 2006 hubo un cumplimiento "desigual" de los objetivos de oferta, demanda y asistencia establecidos por la Dirección del Ib-Salud. En este aspecto, señala que en la información reportada por los hospitales figura el cumplimiento de objetivos que no habían sido fijados por el Ib-salud, y a su vez, acerca de determinados objetivos marcados, los centros no realizan mención alguna, por lo que se desconoce su grado de cumplimiento.