El nuevo hospital de Dénia diagnostica y trata en menos de un día las patologías asociadas al sueño

ALICANTE, 20 (EUROPA PRESS) El Hospital de Dénia (Alicante) diagnostica y trata en menos de un día las patologías asociadas al sueño mediante la técnica de la vídeo-polisomnografía. Con esta técnica se ingresa al paciente, por lo que se le diagnostica y se le trata en una sola noche, frente a las pruebas domiciliarias que obligaban al paciente a volver a visitar al especialista para que le indique el tratamiento a seguir, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Generalitat. La polisomnografía es un sistema completo para detectar patologías derivadas del sueño. El paciente ingresa en el Hospital comarcal de Dénia para pasar una noche monitorizado. Se le colocan unos electrodos en cabeza, tórax y piernas. Con estos sensores se mide la actividad cerebral, el tono muscular, el ritmo respiratorio y el oxígeno en sangre, entre otras muchas variables. Además el paciente está en todo momento observado por una cámara de visión nocturna que vigila todas estas variables durante el sueño y también determina si el paciente está o no dormido y en qué fase del sueño se encuentra. En contra de lo que se piensa, la fase REM de sueño es la de mayor actividad cerebral y el momento idóneo para identificar muchos trastornos de sueño, que, como es el caso del trastorno de la conducta REM, pueden asociarse a enfermedades neurodegenerativas como, por ejemplo, el parkinson. A través de la consulta de sueño y la vídeo-polisomnografía se detectan con mayor precisión enfermedades como el síndrome de apnea-hipopnea de sueño (SAHS) que consiste en un colapso de las vías aérea durante el sueño provocando una dificultad respiratoria severa. Ese colapso genera una falta de oxígeno en sangre que puede derivar en la afectación de tejidos. Si ese daño se produce en el miocardio, estamos hablando de un infarto. El SAHS es una de las enfermedades con mayor prevalencia afectando hasta un 10% de la población adulta. Y si el enfermo es conductor, el riesgo de accidente de tráfico es 13 veces mayor. La unidad del sueño del Hospital de Dénia cuenta con la última tecnología de control del paciente. La cámara que tiene en la habitación y los sensores mandan información IP al facultativo que durante la exploración determina la cantidad exacta de aire que el paciente necesita para evitar un colapso de las vías aéreas. Otras patologías que se diagnostican en la Unidad del Sueño del Hospital de Dénia es el llamado "síndrome de piernas inquietas" una enfermedad relativamente reciente y frecuente. También la narcolepsia, un grado extremo de hipersomnia.