El personal hospitalario francés protesta en París contra la reforma gubernamental

PARIS, 28 (EUROPA PRESS)

El personal del sector hospitalario francés salió hoy a las calles de París para protestar contra la reforma que pretende llevar a cabo la ministra de Sanidad, Roselyne Bachelot, al considerar que atenta contra el interés de la medicina y pone en peligro el servicio público que prestan en la actualidad los hospitales.

Entre 8.000 y 20.000 personas desfilaron por la capital francesa hasta llegar al Senado, donde el proyecto de ley será debatido el próximo 11 de mayo. Según el sindicato Asistencia Pública-Hospitales de París (AP-HP), el 75% del personal médico se ha movilizado en contra de la reforma y el 50% se ha puesto en huelga.

La comunidad hospitalaria había sido convocada hoy en París contra la llamada 'Ley Bachelot' que contempla algunas disposiciones que el sector juzga contrarias a la "ética médica" y "peligrosas para el futuro del hospital público y la calidad de la atención que se proporciona a la población".

Los huelguistas quieren que el Gobierno revise el proyecto de ley 'Hospital, pacientes, salud, territorios' que para sus detractores supone una "deriva mercantil" de la medicina hospitalaria al dar plenos poderes a los directores de los centros en detrimento del personal médico.

Temen también que la introducción de criterios empresariales en la gestión hospitalaria relegue a un segundo plano los servicios menos rentables, con las consiguientes consecuencias negativas para los pacientes asignados a este tipo de servicios.

'Por la calidad y la igualdad de acceso a los cuidados, defendamos el hospital público. Contra la supresión de empleos. Contra el hospital-empresa', se podía leer en algunas de las pancartas de los manifestantes.

Eran muchos también los que portaban carteles emulando los mensajes que figuran en las cajetillas de tabaco con el eslógan 'La ley Bachetot perjudica seriamente la salud'. Junto a los sindicalistas se manifestaron también grandes eminencias de la medicina francesa, un hecho poco habitual.

Adoptado en primera lectura en la Asamblea Nacional, la mayoría parlamentaria intenta aplacar las críticas garantizando que el texto sufrirá importantes modificaciones a su paso por la Cámara Alta, pero mantiene la voluntad de reforzar el poder de los directores de hospital, tal y como desea el propio presidente Sarkozy.

Entre otras cosas, la reforma prevé agrupar los establecimientos sanitarios en "comunidades hospitalarias" transformando los consejos de administración en consejos de vigilancia encargados de velar por el equilibrio financiero con un nuevo director con más poder.