El Reina Sofía (Córdoba) forma a un centenar de neumólogos en el manejo de la broncoscopia intervencionista

CÓRDOBA, 16 (EUROPA PRESS) Los neumólogos de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba están formando a alrededor de un centenar de especialistas españoles en el manejo de técnicas que permiten tratar lesiones de la vía aérea principal sin necesidad de emplear la cirugía. Estos procedimientos favorecen la detección inicial de enfermedades graves e incluso evitan operaciones de alto riesgo. Según informó en una nota la Junta, ya el pasado año unos 50 profesionales aprendieron el uso de la broncoscopia intervencionista y hasta final de 2009 se sumarán otros tantos, que participarán en los cursos que imparten los neumólogos del centro. Esta técnica permite reparar las vías aéreas que se han obstruido por un tumor, la presencia de cuerpos extraños, tumores en órganos vecinos y por estrechez de la tráquea y bronquios principales, fundamentalmente. El servicio de Neumología del complejo sanitario organiza estos talleres prácticos para instruir a especialistas procedentes de otros centros andaluces y del resto de España. Los encuentros se desarrollan en grupos de diez médicos e incluye la revisión de entre dos y tres casos clínicos por sesión. En cada encuentro, la mitad de los asistentes sigue el desarrollo de los casos en pacientes reales desde el quirófano, mientras que el resto puede verlo por circuito de televisión desde una sala de reuniones --con voz e imagen-- y después se turnan. La realización en los últimos años de 1.000 broncoscopias intervencionistas ha permitido al centro cordobés convertirse en el hospital andaluz que cuenta con más experiencia en la materia. El broncoscopio es un instrumento que incorpora luz y óptica y favorece al médico especialista explorar las vías aéreas para detectar patologías (broncoscopia diagnóstica). También permite actuar sobre la lesión para tratar de corregir la estrechez de las vías aéreas.