La Fe acorta en 10 días el alta de bebés prematuros para favorecer el vínculo afectivo con la madre

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El Hospital La Fe de Valencia ha implantado un programa de alta precoz para recién nacidos prematuros, por el que se acorta en diez días el período que estos bebés deben pasar hospitalizados en el centro. La finalidad de esta iniciativa es minimizar la desvinculación afectiva que se produce entre los padres y los hijos como consecuencia de las largas estancias en el hospital, según informaron fuentes de la Generalitat en un comunicado.

Según los expertos, con este programa no se compromete en ningún caso la vigilancia médica de los bebés. Así, los médicos mantienen un exhaustivo seguimiento domiciliario tras el alta hospitalaria, que contribuye de manera notable a la disminución del estrés psicológico de los padres, tras el alta precoz de los prematuros de bajo peso.

El programa de alta precoz, implantado desde 2006 en el Hospital La Fe, consiste en el alta médica de los bebés prematuros, una vez se encuentren estabilizados desde el punto de vista médico y con una tendencia de ganancia de peso adecuada. A él se suma una adecuada formación de los padres en el manejo rutinario del bebé, así como el seguimiento médico de los recién nacidos, que se realiza en estrecha colaboración con el pediatra de atención primaria con el que el hospital mantiene una línea de contacto priorizada.

La iniciativa ha sido propuesta por un equipo de investigadores del Grupo Acreditado de Investigación en Perinatología del Servicio de Neonatología del mismo centro sanitario, adscritos a la Fundación para la Investigación de La Fe. En concreto, es consecuencia de un estudio de investigación, llevado a cabo por los doctores Máximo Vento y Pilar Sáenz, publicado en el número de febrero de la revista Archives Diseases of Children Fetal Neonatal Edition, la segunda más importante en el área de la Neonatología.

En este estudio (prospectivo y aleatorizado) tomaron parte un total de 140 neonatos prematuros de bajo peso, que a su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal del Hospital La Fe fueron divididos en dos grupos. Por un lado, quedaron aquellos que habían sido de alta precozmente, y por otro, los dados de alta de acuerdo a los criterios estándar. Los bebés incluidos en el estudio cumplían estrictos criterios de inclusión, basados en sus características gestacionales, sociales y su estado físico, con el fin de que ambos grupos resultasen homogéneos.

Como parte del estudio se hizo un seguimiento del estado psicológico de los padres, valorando sus niveles de estrés, de ansiedad y de satisfacción, dependiendo de cada situación. Para ello, se realizaron diversas entrevistas telefónicas cada 10 días, durante un periodo de tres meses, que fueron llevadas a cabo por miembros del Departamento de Psicología de la Personalidad de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia.

Los resultados de este trabajo revelaron que, si bien los padres de ambos grupos de recién nacidos padecían ansiedad similar en el momento del alta, este estado de intranquilidad disminuía considerablemente en el grupo de alta precoz a medida que evolucionaba la estancia del niño en el domicilio. Por otro lado, también se demuestra que al acortar el ingreso hospitalario, se reducen diferentes inquietudes de los padres, tales como la posible dificultad para desempeñar su vida social, el miedo al reingreso, los celos del hermano o el temor al carácter del bebé.

Asimismo, no existe en los pacientes dados de alta precozmente una mayor incidencia en los reingresos, con un 4'2 por ciento de casos en los que se hace necesario, frente al 10'3 por ciento que se produce en los pacientes dados de alta de forma estándar.

HOSPITALIZACIÓN NEONATAL

La hospitalización de un neonato es un proceso costoso que, pese a la vigilancia y apoyo médico que conlleva, no está exento de riesgos, tal y como explicaron los expertos en este ámbito. Además de la realización de pruebas diagnósticas y terapéuticas rutinarias, también se contempla la posibilidad de infecciones hospitalarias y hay una alta incidencia de problemas emocionales en la familia del neonato. Los más comunes son los trastornos psicológicos en la madre, cuya manifestación habitual es el abandono de la lactancia.

Desde el Hospital La Fe se ha considerado que el programa de alta precoz de los recién nacidos de bajo peso es "una práctica segura", siempre que se lleve a cabo con un programa de formación y de seguimiento a domicilio adecuado. Por esta razón, se ha propuesto hacerlo extensivo a otros los hospitales de la Comunitat, mediante la edición de una monografía que incluirá una descripción detallada de la guía clínica de actuación, y que se realizará en colaboración con la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud.

-. Firma: LLS .-