La oposición pide soluciones para el Hospital de Barbastro (Huesca) y Noeno aboga por mejorar la imagen del centro

ZARAGOZA, 13 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios de la oposición en las Cortes de Aragón Partido Popular (PP) y Chunta Aragonesista (CHA) pidieron a la consejera de Salud y Consumo del Gobierno aragonés, Luisa Noeno, que solucione los problemas del Hospital de Barbastro (Huesca) y ésta abogó por mejorar la imagen del centro.

Según trasladó durante una comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Parlamento aragonés, a petición de CHA, para hablar sobre este hospital, sobre él "siempre ha habido una nube, pero no por los servicios que se reciben, porque la población quiere a ese hospital, y está muy fidelizada".

Por eso, apostó por "mejorar la imagen" de este centro "que está empañada desde hace mucho tiempo", una "publicidad negativa" que dijo puede ser uno de los factores que dificulten la contratación de médicos en este hospital.

También mencionó otros factores como ofertas más atractivas en otros centros por permitir una mejor conciliación de la vida familiar y laboral y unas comunicaciones más accesibles, al tiempo que reconoció que este hospital posee un índice de rotación del personal médico "mayor" que la media.

En este sentido, informó de que actualmente hay cinco plazas vacantes, dos de la especialidad de Traumatología, otras dos de la de Oftalmología y una de Urología. Las dos de Traumatología se cubrirán en junio, igual que la de Oftalmología, afirmó.

La consejera estimó que entre los retos de este centro se encuentran acabar las obras, que están en la "última fase"; estabilizar la cartera de servicios; coordinarlo "bien" con el centro de especialidades de Monzón y el Centro Alta Resolución de Fraga, todos ellos del mismo sector sanitario, y mejorar su imagen para "procurar que resulte atractivo para los profesionales".

NO TODO VA MAL

Noeno estimó, asimismo, que "no todo va mal" en ese hospital y aportó algunas cifras como que se haya incrementado un 18 por ciento la plantilla entre 2002 y la actualidad, de 554 a 656 trabajadores, aumento que en el caso de los médicos ha sido del 28,5 por ciento, pasando de los 98 a los 126.

Además, el presupuesto del hospital se ha incrementado entre 2002 y 2008 de los 29,4 a los 51 millones de euros y el caso del sector sanitario de Barbastro de los 49 a los 105 millones, habiendo aumentado la población de referencia un diez por ciento, elevándose a los 111.000 habitantes.

La consejera también se refirió a la mejora que han puesto las obras, que, con una inversión total 24 millones de euros, han actuado sobre una superficie de 18.100 metros cuadrados, han incrementado su capacidad estructural y tecnológica y el número de calmas, al pasar de las 160 a las 200, mejorando el confort de las habitaciones. Asimismo, se ha pasado de cuatro a cinco quirófanos y de nueve a 16 puestos de diálisis.

LISTAS DE ESPERA

La titular de Salud y Consumo también se refirió a las listas de espera de este centro, especialmente a las de la especialidad de Traumatología y subrayó que se han tomado una serie de medidas que han permitido una mejora "leve" y una reducción de las quejas -de 134 en octubre de 2008 a 38 en marzo de 2009--, aunque todavía no están en los "estándares adecuados".

Estas medidas han sido contar con el apoyo del Hospital San Jorge de Huesca, mediante el traslado de facultativos a Barbastro o de pacientes a Huesca; la colaboración con la Mutua de Accidentes de Zaragoza (MAZ) hasta el pasado mes de diciembre; y medidas organizativas en el servicio de Traumatología.

"CIEGO Y SORDO"

La diputada de CHA, Nieves Ibeas, puso de manifiesto la existencia de quejas de los ciudadanos, algunas de las cuáles han llegado hasta el Justicia de Aragón, quien ha efectuado recomendaciones sobre este hospital por lo que pidió al Gobierno que no sea "ciego y sordo" y "haga caso a la gente". Entre otras cosas, solicitó a la consejera la mejora de las listas de espera y del transporte sanitario de la zona y un incremento del personal médico.

El portavoz del PP, Ricardo Canals, estimó que "algo no se está haciendo bien" cuando se piden soluciones desde los partidos políticos, las asociaciones de ciudadanos, los pacientes, los sindicatos, los ayuntamientos y comarcas de la zona, la Diputación Provincial de Huesca y el Justicia y criticó el retraso en finalizar las obras y la disminución de la actividad quirúrgica en este centro.

Por su parte, los grupos que apoyan al Gobierno, Partido Socialista y Partido Aragonés, destacaron que "no se ha escatimado dinero ni recursos" en este hospital, donde se ha ampliado la cartera de servicios y la tecnología, dijo Eduardo Alonso (PSOE), mientras que el diputado del PAR, Javier Callau, aseguró que las plantillas "están bien dimensionadas", con algún problema "puntual", y "ha vuelvo la motivación" a los profesionales.

-. Firma: ELM .-