Los tres días de huelga en Jove dejan 1.200 consultas anuladas y 60 intervenciones quirúrgicas aplazadas

El PP respalda la homologación del centro médico con el Sespa

GIJÓN, 28 (EUROPA PRESS)

El Comité de huelga del hospital de Jove cifró hoy en un 93 por ciento el seguimiento de esta tercera jornada de huelga. En estos tres días, se anularon 1.200 consultas y se suspendieron 60 intervenciones y 300 pruebas diagnósticas.

Uno de sus portavoces, el médico Alberto Riera, indicó en rueda de prensa en el centro hospitalario, que ahora se tomarán un tiempo de "reflexión" a la espera de una respuesta de la Gerencia y el Sespa.

No obstante, alertó de una posible "fuga" de profesionales a finales de año, debido a las condiciones laborales en Jove, al haberse apuntado la mitad de la plantilla a las oposiciones convocadas por el Sespa.

Riera, asimismo, indicó que no se registraron incidencias en la jornada de huelga y apuntó que "en menos de un mes" la situación estará normalizada. También insistió en la homologación de los profesionales de Jove con los del Sespa si se quiere tener el mismo servicio.

Además, dijo confiar en que en poco tiempo se pueda negociar el convenio colectivo y ver lo que ofrece la empresa. En este sentido, adelantó que si las condiciones no satisfacen al Comité de Empresa no descarta que a las reivindicaciones de los médicos se unan otros colectivos. En este punto, lamentó que las mejoras que han conseguido estos años se hicieran "a base de reivindicaciones".

Según el médico, la falta de personal la suplen "con más esfuerzo" y aseguró que si ocurre una fuga de profesionales tras las oposiciones del Sespa puede que Jove pierda su categoría y pase de ser un hospital de área a uno de apoyo o de crónicos.

Por otro lado, destacó el ahorro económico "importante" en la sanidad actualmente, que unido a la calificación "positiva" del hospital por parte de los usuarios hace que la situación "se perpetúe". A su juicio, la valoración de la calidad no debe valorarse sólo por la percepción del usuario.

En cuanto a la propuesta de subida salarial de un dos por ciento, señaló que si la Gerencia dice que es "insuficiente", tendrán que creerla. También señaló que si el sanatorio Adaro consiguió una mejor subida gracias a una cláusula que vincula las mejoras del Sespa a las suyas, "mejor para él". Para Riera, lo mejor sería un convenio colectivo común para todos los centros concertados.

APOYO DEL PP

Por otro lado, el Comité de Huelga se reunió con representantes del PP, entre los que estaban la presidenta y portavoz de Gijón, Pilar Fernández Pardo, y el diputado regional Carlos Galcerán.

Este último criticó las "enormes deficiencias" del hospital de Jove pese a pertenecer a la red pública y tener la misma cartera de servicios. Entre otras, citó el que no se sustituya las bajas, no haya servicio de admisiones por las noches o no haya auxiliares en urgencias.

Asimismo, comparó el centro médico gijonés con el Álvarez Buylla, que tiene una población asignada similar -70.000 personas--, aunque más envejecida, y la misma cartera de servicios a excepción de la radioterapia y el área de desintoxicación de Jove. Según Galcerán, el Álvarez Buylla dispone de 42 millones de euros de presupuesto y 618 empleados, mientras que Jove tiene 30 millones de euros y 418 trabajadores.

Por su parte, Pardo mostró su apoyo a la plantilla de Jove y destacó la necesidad de homologar el centro dentro de la red del Sespa. Por ello, pidió más respaldo del Principado.

Según la portavoz 'popular', el PP no permitirá que esté "en riesgo la asistencia sanitaria en Gijón", por lo que pidió una contrapartida presupuestaria que se ajuste a las necesidades. Asimismo, aunque el PP no está presente en el Patronato de la Fundación del hospital de Jove, aunque sí hay representación municipal, aseguró que pedirá que se reivindique desde el Ayuntamiento la equiparación de los profesionales con los del Sespa.

JOVE, "HOSPITAL DE REFERENCIA" PARA EL AYUNTAMIENTO

En este punto, la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, aseguró hoy tras una acto oficial en el Ayuntamiento, que Jove es un hospital "de referencia" que funciona "muy bien", aunque no quiso entrar en las reclamaciones que formulan los médicos. Según ella, es un hospital "a salvaguardar".