Palacios desdoblará el área de salud de Cartagena en 2 para gestionar la multiplicación de servicios en sus 3 hospitales

Las cabeceras de la primera de las dos áreas de salud quedará residenciada en el Hospital Comarcal de Cartagena

CARTAGENA (MURCIA), 22 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad de Murcia, María Ángeles Palacios, anunció hoy, en la Asamblea Regional, el desdoblamiento del área de salud número dos de Cartagena y su Comarca en dos diferentes, con la creación de una nueva, la número ocho, con el objetivo de multiplicar prácticamente por dos las camas de hospitalización (1.287 por las actuales 685), manteniendo el hospital del Rosell como "segundo hospital de referencia para la ciudad portuaria".

Las cabeceras de la primera de las dos áreas de salud quedará residenciada en el Hospital Comarcal de Cartagena, con 633 camas, a partir del segundo semestre de 2010.

El área dos, a la que atenderá en primera instancia la formarán Cartagena, La Unión, Mazarrón y Fuente Álamo. El área ocho, para el Mar Menor (San Javier), contará con 314 camas en su nuevo hospital, que debe entrar en funcionamiento también a finales de 2010 y atender a San Javier, San Pedro, Los Alcázares y Torre Pacheco.

Así, habrá un área dos con 961 camas para 276.000 habitantes y un área ocho con 314 para casi cien mil, cuando antes no llegaban a 700 para 376.000 habitantes.

En cuanto al incremento de profesionales, se prevé la contratación de 152 nuevos médicos y de 713 profesionales más.

Palacios insistió en el mantenimiento del Rosell como "un hospital mas del sistema regional de salud y no un mero anexo del nuevo hospital comarcal", con lo que la ciudad portuaria contará con "dos hospitales plenamente operativos y que se complementarán mutuamente".

Para realizar las obras de adaptación a los nuevos usos del clínico del Paseo Alfonso XIII no se prevé una gran inversión, ya que de momento se consigna un millón de euros.

ATENCIÓN EN EL ROSELL

En el hospital ahora en activo en Cartagena destaca la reserva de la mitad aproximadamente de las camas: 168 del total para su ocupación por parte de personas mayores, como parte de la potenciación del área social.

"Se prestará asistencia sanitaria de Urgencias de Alta Resolución incluida la de semicríticos con todos los medios para resolver un altísimo porcentaje de los casos que lleguen", según Palacios.

Otros requisitos que llevarán a reordenar el hospital supondrán habilitar una potente unidad de cirugía mayor ambulatoria, manteniendo una decena de quirófanos y también un Centro de Especialidades Médico-Quirúrgicas marcadamente ambulatorio.

La potenciación del área de Salud Mental llevará a ubicar la Unidad de Demencias que ahora está en el Naval en el Rosell y no en el nuevo hospital comarcal y a contar con atención de urgencias y neurológica.

Asimismo, la unidad de Dermatología de referencia se quedará en el Rosell, donde también se establecerá una del Dolor de tipo ambulatorio, instalándose una más orientada a la cirugía en el nuevo hospital comarcal.

También mantendrán las infraestructuras para radiología, con su PAC, su resonancia, sus TACs y los equipos de mamografía y rayos, y laboratorio

La vertiente de atención enfermos crónicos se potenciará también con el mantenimiento de 30 puestos de hemodiálisis.

El centro se convertirá no sólo en hospital de referencia para el área dos y de referencia superior para el área ocho, sino que también será referencial en la Región para determinadas patologías

Entre sus efectos beneficiosos está el que "ningún usuario de la Región deba ser derivado a otras zonas de España para exploraciones radiológicas de próstata, mama, etcétera", según Palacios. Habrá una unidad de quemados y cirugía plástica asociada y una de cirugía vascular periférica de referencia regional.

En cuanto al hospital del Mar Menor, Palacios destacó las grandes mejoras que el nuevo centro supondrá respecto al centro actual. Al pasarse de cien a 314 camas, de cuatro a 12 quirófanos y de una a siete salas-paritorio. Además, se incorporará una UCDI, un servicio de Resonancia magnética nuclear, más espacio para consultas externas y una unidad psiquiátrica ambulatoria, entre otros.

Por lo que respecta al Hospital Naval se agotará el convenio con Defensa, manteniendo activas las dependencias cedidas, para permitir la readaptación del Rosell.

Tanto el PSOE, por boca de su diputado regional, Domingo Carpena, como IU, por la de su portavoz, José Antonio Pujante, consideraron loables pero insuficientes las medidas de reordenación propuestas por Palacios, pero censuraron que se hayan dejado pasar años en los que la situación de asistencia, en el Rosell fundamentalmente, ha empeorado mucho.