Seis de cada diez mujeres que dan a luz en el Hospital de Dénia eligen el parto natural

ALICANTE, 27 (EUROPA PRESS)

Seis de cada diez mujeres que dan a luz en el nuevo Hospital de Dénia escogen el parto natural, según informaron en un comunicado fuentes del centro. De este modo, el Área de Ginecología y Obstetricia del nuevo centro sanitario "apuesta por el parto no medicalizado, siempre que el embarazo y las condiciones previas al alumbramiento sean normales", destacaron.

El parto natural implica que, desde el momento en que la paciente es ingresada en el bloque obstétrico del hospital, no se aplican determinadas rutinas que pueden resultar agresivas como la episiotomía --corte entre la vagina y el ano-- o el uso inmediato de la oxitocina, un suero para acelerar la dilatación.

A las parturientas tampoco se les rasura ni se les aplican enemas a no ser que ellas lo soliciten. La amniorrexis, o rotura artificial de la bolsa amniótica, sólo se realiza cuando el ginecólogo o la matrona lo consideran necesario, como en casos en los que la dilatación es excesivamente lenta.

En este centro hospitalario se intenta que la expulsión de la placenta se haga de manera natural y el cordón umbilical no se corta hasta que no deja de latir.

Una vez cortado el cordón comienza el "inicio precoz" de la lactancia materna, un sistema en el que el Hospital de Dénia ha sido "pionero" en la Comunitat Valenciana, apuntaron. Asimismo, desde el momento del alumbramiento, tanto en partos naturales como en cesáreas, el hospital de Dénia pone en práctica el método "piel con piel", que consiste en el contacto directo entre madre e hijo.

Por lo que se refiere al uso de anestesia epidural, es discrecional de la paciente, pero si ella así lo decide, la aplicación está asegurada. Además, para llevar a cabo los partos de la manera "más natural posible", el nuevo centro sanitario cuenta con ocho camas de dilatación distribuidas en otras tantas habitaciones, todas ellas dotadas con aseo, además de dos paritorios y un quirófano, subrayaron las mismas fuentes.

Las habitaciones cuentan con un sistema de telemetría que consiste en controlar la dinámica uterina sin cables, mediante un sistema inalámbrico para medir las contracciones y la frecuencia cardíaca fetal. Las camas se convierten en potros obstétricos cuando llega el momento del parto, de manera que la futura madre puede dar a luz en la habitación acompañada por algún familiar o por la persona que ella elija.

La atención a la mujer embarazada y su orientación al parto natural se practica ya desde la atención primaria, en los centros de salud, a través de las clases de preparación al parto. Esta asistencia es "continuada" porque, después, la madre tiene la posibilidad de acudir a clases de postparto en su centro de salud donde se le resuelven dudas sobre la crianza de su hijo. Además, en algunos centros del Departamento de Salud de Dénia también se imparten clases de masaje infantil.

-. Firma: CLLC .-