Un tercio de los intervenidos de corazón ya se habían operado, según expertos

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

Uno de cada tres pacientes que se someten a una intervención coronaria ya se habían sometido a una operación cardíaca previamente, según informó hoy la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que destacó la aportación española al Congreso EuroPCR con el nuevo término 'revascularización coronaria secundaria' para abordar la problemática de diagnóstico y tratamiento de personas ya operadas.

El grupo de pacientes que se opera por segunda vez del corazón crece de forma significativa por el envejecimiento de la población y los cambios en los hábitos de vida, especialmente en pacientes jóvenes.

"Este grupo de pacientes comparte unas características comunes; necesita una segunda cirugía, que conlleva mayor riesgo, y además existen características desfavorables para llevar a cabo una nueva intervención", advirtió el cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y coordinador del programa sobre Revascularización Coronaria Secundaria del EuroPCR, Javier Escaned.

Los resultados de una encuesta realizada en Internet a nivel mundial por el EuroPCR afirman que "el 80 por ciento de los cardiólogos encuestados considera que las Guías de Práctica Clínica no ofrecen información suficiente ni pautas de actuación sobre casos de revascularización coronaria secundaria", señaló Escaned.

"En este aspecto, nuestro objetivo se basa en concienciar a los profesionales del impacto que tiene una intervención coronaria en relación a futuras actuaciones de revascularización coronaria secundaria", remarcó.

El Congreso EuroPCR se celebró la semana pasada en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), organizado oficialmente por la Sociedad Europea de Intervenciones Percutáneas Cardiovasculares (EAPCI), con la participación de más de 11.000 profesionales.

El implante endovascular de las prótesis, el uso de 'stents' biodegradables --tubos metálicos para desobstruir arterias--, las últimas investigaciones con polímeros, las nuevas terapias basadas en células, los avances en el diagnóstico por imagen --con el empleo del TAC multicorte coronario-- y el tratamiento y prevención de la restenosis fueron algunos de los temas más destacados.