Un varón de 42 años, ingresado grave en la UVI del Hospital Ramón y Cajal por mordedura de una cascabel

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Un varón de 42 años permanece ingresado en el Hospital Ramón y Cajal de la capital con pronóstico grave desde la noche de ayer después de que le mordiera la serpiente de cascabel que tenía como mascota, informó a Europa Press el Hospital.

El hombre, vecino de Barajas, llegó a Urgencias del Ramón y Cajal del área 4 de salud sobre las 22.53 horas de ayer, donde fue atendido y trasladado a Urgencias con pronóstico "grave".

La serpiente, de procedencia venezolana, suele producir daños en el hígado y afecta a la coagulación de la sangre, de manera que los afectados se pueden morir por un trombo o desangrado.