Cubanos estudian la cura del cáncer con veneno de alacranes en España y Venezuela

  • La Habana, 19 abr (EFE).- Investigadores cubanos estudian el uso del veneno de alacrán contra tumores cancerígenos en laboratorios de Venezuela y España, y próximamente lo harán también en Italia y Francia, informaron hoy fuentes oficiales.

Cubanos estudian la cura del cáncer con veneno de alacranes en España y Venezuela

Cubanos estudian la cura del cáncer con veneno de alacranes en España y Venezuela

La Habana, 19 abr (EFE).- Investigadores cubanos estudian el uso del veneno de alacrán contra tumores cancerígenos en laboratorios de Venezuela y España, y próximamente lo harán también en Italia y Francia, informaron hoy fuentes oficiales.

El director del complejo cubano Labiofam, José Antonio Fraga, dijo al diario oficial Juventud Rebelde que siguen los estudios de la toxina del escorpión colorado (Rhopalurus junceus) porque tiene "proteínas de bajo peso molecular que tienen acción antitumoral".

"Teniendo en cuenta que el veneno es un 'pool' proteico, es necesario llegar hasta el aislamiento de la proteína que tiene esa acción sobre el ADN de las células malignas. Esos estudios se realizan por expertos cubanos en laboratorios especializados de nuestro país, España y Venezuela", dijo Fraga.

Añadió que próximamente se harán otros estudiosos en Italia y Francia para completar "una fase decisiva que no es posible todavía anunciar cuándo concluye, pero no demorará".

Labiofam desarrolla desde hace unos diez años la investigación para tratar de demostrar la terapia antitumoral con la toxina del alacrán colorado, especie endémica de Cuba.

Lo único probado por ahora es "la inocuidad" del tratamiento con el veneno, así como sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, señaló el director del centro, dedicado a producir vacunas y otros medicamentos.

"Las estadísticas revelan que el 70 por ciento de los enfermos de cáncer en fase terminal muere con muy mala calidad de vida y si esa solución (la toxina), que se les da a las personas que la solicitan, les ayuda a aliviar el sufrimiento del enfermo y de la familia, es muy difícil parar eso", subrayó.

Fraga asegura que ya concluyó la fase de ensayo preclínico del veneno y que el trabajo actual busca evidencias para que el Centro de Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos permita el ensayo clínico y posteriormente el registro del producto como medicamento natural.