Dos fármacos de AstraZeneca demuestran su eficacia frente al cáncer de pulmón avanzado


MADRID|

AstraZeneca ha presentado nuevos resultados de dos fármacos que muestran su eficacia como tratamiento de distintos tipos del cáncer de pulmón avanzado, en el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, en sus siglas en inglés) que se celebra estos días en Madrid.

Uno de ellos es el anticuerpo monoclonal todavía en investigación durvalumab, cuyo uso se evaluó como mantenimiento después del tratamiento con quimioterapia y radioterapia, y vieron que permite mejorar la supervivencia libre de progresión en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico localmente avanzado e inoperable.

El fármaco bloquea la interacción de PD-L1 con PD-1 y CD80 en los linfocitos T, contrarrestando las tácticas de evasión a la respuesta inmune del tumor e induciendo una respuesta inmune.

En el estudio 'Pacific' se comparó su uso cada dos semanas con placebo en más de 700 pacientes, observando una supervivencia libre de progresión de 16,8 meses, 11 meses más que los 5,6 meses del grupo placebo.

Se calcula que cerca de un tercio de los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico son diagnosticados cuando la enfermedad ya ha alcanzado el estadio III, lo que hace que no sean candidatos a cirugía con intención curativa como único tratamiento sino que precisen tratamientos combinados que incluyen quimioterapia y un tratamiento local, generalmente radioterapia.

Sin embargo, hasta ahora el tiempo medio hasta la recaída es de unos 8 meses y solo el 15 por ciento de los pacientes sobrevive cinco años al diagnóstico.

"Representa una nueva posible opción de tratamiento en un contexto con una clara necesidad clínica no cubierta. Además, ofrece esperanza para aumentar el porcentaje de curación en esta condición clínica, pero se necesita un seguimiento más maduro para evaluar su impacto en la supervivencia", ha declarado Luis Paz-Ares, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Doce de Octubre de Madrid.

REDUCCIÓN DE LAS RECAÍDAS EN ALGO MÁS DE LA MITAD

Por otra parte, el estudio 'Flaura' sugiere que administrar osimertinib, conocido con el nombre comercial de 'Tagrisso', mejora la supervivencia libre de progresión en un 54 por ciento como primera línea de tratamiento en tumores de pulmón con mutación en el gen EGFR.

Alrededor del 15 por ciento de los pacientes de países occidentales con este tumor presenta estas mutaciones, que son más frecuentes (35%) en la población de países asiáticos. No obstante, a pesar de mostrar altas tasas de respuesta y buenos datos en cuanto a supervivencia libre de progresión, los pacientes acaban desarrollando resistencia a fármacos como erlotinib, gefitinib y afatininb.

En la mayor parte de los pacientes esta resistencia guarda relación con la aparición de una mutación de resistencia llamada T790M, de ahí que la hipótesis de los autores de esta trabajo era que un fármaco que actuara sobre las mutaciones de sensibilización de EGFR y la mutación T790M asociada a resistencia al tratamiento arrojaría mejores resultados", ha explicado Suresh Ramalingam, catedrático de la Universidad de Emory (Estados Unidos) que lideró el estudio.

De este modo, en comparación en comparación con los tratamientos estándar actuales, TKIs (inhibidores de la tirosina quinasa) del EGFR (erlotinib o gefitinib), consiguió una supervivencia libre de progresión de 18,9 meses (frente a 10,2 meses), y una mediana de duración de respuesta de 17,2 meses (frente a 8,5 meses).

Además, según ha explicado Enriqueta Felip, jefa del Programa Clínico de Tumores Torácicos del Vall d'Hebrón Instituto de Oncología de Barcelona (VHIO), el fármaco fue bien tolerado por los pacientes del ensayo.

"Basándonos en estos resultados, osimertinib debería considerarse una nueva opción de tratamiento en primera línea para pacientes con mutaciones en EGFR. Los datos de supervivencia global aún no son definitivos y hay una clara necesidad de mantener el seguimiento para observar si aquellos pacientes tratados con osimertinib tienen una supervivencia más prolongada", ha destacado