La Fe promueve una jornada sobre el ictus, del que se registran 8.000 nuevos casos anuales en la Comunitat

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Ictus del servicio de Neurología del Hospital Universitari La Fe de Valencia, en colaboración con la Sociedad Valenciana de Neurología, ha convocado una reunión informativa con pacientes y familiares afectados por esta enfermedad --que cada año presenta unos 8.000 nuevos casos en la Comunitat-- con el objetivo de dar a conocer los instrumentos de creación de una asociación de pacientes y promover la constitución de la Asociación de Pacientes con Ictus de la Comunitat Valenciana, informaron hoy fuentes del centro en un comunicado.

Tal y como destacó la doctora Aída Lago, una de las responsables del encuentro, "el objetivo de la asociación es difundir el conocimiento de la enfermedad de ictus entre la población general, poner en contacto a pacientes y familiares en similar situación y servir de punto de encuentro entre los afectados y las comunidades científica y administrativa".

Los médicos especialistas subrayan la importancia dar a conocer la enfermedad en la sociedad, ya que se trata de una patología neurológica que se puede prevenir con unos hábitos de vida saludables. Además, se crea bajo el lema 'Tiempo es cerebro', ya que las primeras horas tras un ictus son decisivas en la evolución del paciente, por lo que la sociedad en general necesita conocimientos básicos en su identificación, para trasladar a los pacientes de urgencia a los centros sanitarios, subrayaron las mismas fuentes.

Actualmente el ictus es la primera causa de mortalidad en mujeres y la segunda en varones en España. Además, es la primera causa de discapacidad en adultos. En la Comunitat Valenciana se registran alrededor de 8.000 nuevos episodios de ictus cada año, cifra que puede ir en aumento, ya que es una patología asociada a la edad y en los últimos años se ha experimentado un aumento en la esperanza de vida de la población.

Para la sesión informativa se ha contado con la experiencia de representantes de asociaciones de pacientes con ictus de otras comunidades autónomas, como Cataluña o Aragón, agrupadas todas en la Federación Española de Ictus, presentes para ayudar y orientar en la creación de la asociación valenciana.

El ictus o infarto cerebral se produce, en un 80% de los casos, por obstrucción en los vasos sanguíneos, dando lugar a una embolia o una trombosis, y en un 20% restante se produce por una hemorragia cerebral provocada por la rotura de estos vasos.

Como patología cerebro-vascular, es una de las primeras causas de mortalidad en España. Su incidencia ronda entre los 150 y 250 casos anuales por cada 100.000 habitantes, afecta más a hombres que a mujeres y suele aparecer a partir de los sesenta años.

Para evitar el ictus es esencial una vida sana, donde los puntos clave son el control de la tensión arterial, del nivel de azúcar en sangre y del colesterol, así como la eliminación del consumo de tabaco.

Hasta hace unos años, no existía un tratamiento eficaz para el ictus, salvo la prevención. Sin embargo, en los últimos años se ha desarrollado un tratamiento fibrinolítico, que consiste en la administración durante las primeras horas después del ictus de medicación que destruye el coágulo, permitiendo que se restaure el flujo sanguíneo y pueda prevenirse un segundo episodio de ictus.

De este modo, una vez sufrido un ictus, es muy importante clasificarlo correctamente, para ofrecer el tratamiento más adecuado. Una de las causas importantes es la arteriosclerosis, que provoca el estrechamiento u obstrucción de los vasos sanguíneos. En el caso de producirse en las arterias carótidas, puede corregirse con la angioplastia, previniendo nuevos ictus.

AVANCES

La angioplastia es una intervención no quirúrgica, realizada a través de un cateterismo, que consiste en la corrección del estrechamiento con un balón y la colocación de un muelle autoexpandible (stent) en la arteria carótida estrechada y que es susceptible de provocar un ictus cerebral. Su aplicación ha supuesto un gran avance para la calidad de vida de los pacientes, ya que ha logrado disminuir considerablemente las posibilidades de sufrir un ictus posterior.

La primera angioplastia del Hospital Universitari La Fe se realizó en 1999, actualmente se han realizado más de 500, como alternativa a la cirugía tradicional, que implicaba mayores riesgos y estancias hospitalarias más largas para los pacientes.