Los celíacos reclaman ayudas con motivo de la celebración del Día mundial

  • Madrid, 26 may (EFE).- La Asociación de Celíacos de Madrid (ACM) ha reclamado hoy, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Celíaco, que se amplíe a los colegios concertados de la CAM la posibilidad de disponer de menús sin gluten, como ya tienen los colegios públicos.

Madrid, 26 may (EFE).- La Asociación de Celíacos de Madrid (ACM) ha reclamado hoy, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Celíaco, que se amplíe a los colegios concertados de la CAM la posibilidad de disponer de menús sin gluten, como ya tienen los colegios públicos.

La directora de la ACM, Manuela Márquez, ha dicho en rueda de prensa, en la que ha hecho un recorrido por los temas que más preocupan a este colectivo, que el nuevo Reglamento Europeo sobre etiquetado de productos sin gluten es "un paso atrás".

Márquez ha explicado que la nueva normativa europea permite dos cantidades de gluten, y que la más elevada se ha demostrado que es perjudicial para el celíaco, y que los alimentos etiquetados como "sin gluten" pueden contener dos ingredientes que si tienen gluten, el almidón de trigo y avena.

La directora de la ACPM ha defendido la importancia del diagnostico precoz de esta enfermedad, ya que un celíaco tarda una media de doce años en ser diagnosticado.

En este sentido el doctor Agustín Rivero, ha señalado que en la Comunidad de Madrid se ha puesto en práctica, desde hace tres años, un protocolo de actuación que ha a permitido detectar a pacientes que no sabían que padecían la enfermedad, ha dicho que en contra de lo que se cree también afecta a los adultos, no sólo a los niños pequeños.

Mar Garrido, jefa de prevención del área de Salud de la CAM, ha dicho que próximamente el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, dará a conocer los resultados de un estudio de prevalencia sobre la enfermedad celíaca, que ya está terminado, pero no ha anticipado datos.

Este estudio es resultado de un mandato de la cámara autonómica en octubre de 2007, a consecuencia de una proposición no de ley aprobada por consenso por el pleno, para adoptar una serie de medidas para mejorar la calidad de vida de los enfermos celíacos, y elaborar un plan de ayudas económicas desde las conclusiones del informe.