La Mancha convoca las ayudas anuales para personas celiacas

TOLEDO, 7 (EUROPA PRESS)

Las personas celiacas residentes en la región podrán solicitar a partir de mañana y hasta el próximo día 31 de julio la ayuda anual de 300 euros que concede el Gobierno de Castilla-La Mancha para sufragar parte de la carga económica que supone su alimentación exenta de gluten.

Estas personas presentan una intolerancia permanente al gluten del trigo, la cebada y el centeno y sus síntomas pueden aparecer no sólo en niños, sino en cualquier momento de la vida. Su intestino, al ingerir estos cereales, se lesiona y pierde su función, lo que conlleva unos efectos secundarios diversos y con distintos grados de gravedad. El único tratamiento eficaz es una dieta exenta de gluten, recordó en nota de prensa la Junta.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado hoy la orden de convocatoria de esta ayuda económica de la Consejería de Salud y Bienestar Social, que destinará en 2009 a este fin 550.000 euros. Más de 1.600 personas se beneficiaron el año pasado de la ayuda.

Castila-La Mancha es la primera comunidad autónoma en ofrecer una ayuda directa de 300 euros a cada persona celiaca de la región con el objetivo de compensar la carga económica que supone para ellas y sus familias la adquisición de alimentos especiales debido a su intolerancia al gluten.

as solicitudes se formularán mediante una instancia dirigida a la Dirección General de Ordenación y Evaluación y deberán presentarse en los registros de la Consejería de Sanidad y en sus cinco delegaciones provinciales. También podrán presentarse mediante fax, llamando al teléfono 012 o mediante el envío telemático a través del formulario institucional incluido en la red de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Podrán presentarse aquellas personas que padezcan la enfermedad y estén empadronadas en Castilla-La Mancha de forma continuada desde el 1 de enero de 2008 hasta la fecha de inicio del plazo de presentación de solicitudes.

OTRAS MEDIDAS

Además de esta ayuda, que se renueva cada año, desde Salud y Bienestar Social también se han adoptado otras medidas tendentes a mejorar la calidad de las personas celiacas, como la organización de seminarios de formación sobre la enfermedad en las escuelas de hostelería, en colaboración con la Asociación de Celiacos de Castilla-La Mancha, así como incluir en los cursos formativos de los manipuladores de alimentos contenidos específicos sobre la enfermedad celiaca.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha distribuido en todos los centros educativos de la región el año pasado una guía de alimentación para comedores escolares, en el que se incluye un capítulo específico destinado al menú de alumnos y alumnas con intolerancia al gluten y ha editado un cuento divulgativo de la enfermedad destinado al colectivo infantil y una guía práctica con recomendaciones para hacer frente esta patología destinada a las familias con niños celiacos.

Ya se ha distribuido entre los centros de salud y hospitales un cartel informativo sobre esta patología y a los centros escolares de la región.

La Consejería, por último, lleva a cabo un programa de toma de muestras y analíticas de alimentos elaborados en industrias alimentarias de Castilla-La Mancha susceptibles de ser consumidos por celiacos para determinar la presencia de gluten y evaluar sus efectos.