La proporción de niños que mueren antes de los 5 años disminuyó un 27% entre 1990 y 2007

  • Ginebra, 21 may (EFE).- La proporción de niños que mueren antes de cumplir los cinco años disminuyó un 27 por ciento entre 1990 y el 2007, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La proporción de niños que mueren antes de los 5 años disminuyó un 27% entre 1990 y 2007

La proporción de niños que mueren antes de los 5 años disminuyó un 27% entre 1990 y 2007

Ginebra, 21 may (EFE).- La proporción de niños que mueren antes de cumplir los cinco años disminuyó un 27 por ciento entre 1990 y el 2007, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Informe Estadístico sobre la Salud en el Mundo de la OMS, que fue presentado hoy en Ginebra, se centra este año en evaluar el progreso obtenido por los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud.

Uno de los aspectos más positivos destacados por el texto es el hecho que se estima que en el 2007 hubo 9 millones de muertes infantiles, significativamente menos que la cifra de 12,5 millones estimada en 1990, por lo que la mortalidad de los niños menores de 5 años disminuyó un 27 por ciento.

Según el informe, a nivel mundial, se estima que el 37 por ciento de las defunciones entre los niños menores de cinco años se producen en el primer mes de vida, la mayoría en la primera semana.

"Los países que logran menos progresos son generalmente los afectados por altos niveles de VIH/SIDA, dificultades económicos o conflictos", según el informe.

El informe también indica que cada año 536.000 mujeres mueren de complicaciones durante el embarazo o el parto, el 99% de ellas en los países en desarrollo.

La tasa mundial de mortalidad materna se mantiene desde 1990 hasta el 2005 casi invariable, en unas 400 defunciones maternas por 100.000 nacidos vivos.

La mayoría de las defunciones maternas se producen en África, donde la tasa de mortalidad materna es de 900 por 100.000 nacidos vivos, sin que se hayan registrado mejoras mensurables entre 1990 y 2005.

"La reducción de la mortalidad materna depende en gran media de la mejora y acceso a servicios médicos de calidad", explicó Carla Abu-Zahr, coordinadora del departamento de Estadísticas de la OMS.

Es por ello que un aspecto positivo a destacar es que durante el periodo 2000-2006, el 65 por ciento de los nacimientos mundiales fueron asistidos por personal sanitario calificado, un 4 por ciento más que entre 1990 y 1999.

La meta de detener y comenzar a reducir la incidencia de la tuberculosis se alcanzó a nivel mundial en el 2004, y desde entonces la tasa disminuye lentamente.

Respecto al VIH-Sida, la OMS destaca que se han hecho progresos sobre todo en el tratamiento, pero que el reto sigue en la prevención y pone como ejemplo de que en el 2007 sólo el 33 por ciento de las mujeres infectadas recibieron antirretrovirales para disminuir el riesgo de transmisión de madre a hijo.

A nivel mundial, la proporción de la población con acceso a las fuentes mejoradas de agua potable aumentó del 76 por ciento al 86 por ciento entre 1990 y 2006.

Sin embargo, en 54 países del mundo menos de la mitad de la población utiliza servicios de saneamiento mejorados.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio fueron establecidos por la ONU en el 2000 para ser alcanzados en el 2015, y según el informe "el análisis muestra señales alentadores", aunque se está lejos de poder cumplirlos.

Según la OMS, el mundo desarrollado invierte de media 4.012 dólares 'per cápita' en el área de la salud, mientras que las naciones en desarrollo invierten 22 dólares.

Asimismo, mientras en África hay 2 médicos por cada 10.000 habitantes, en Europa la ratio es de 32 doctores por cada 10.000 personas.