Las orugas procesionarias, muy peligrosas para los niños y letales para los perros


  • Debemos extremar la precaución en las zonas transitadas por niños comoparques, jardines o zonas de recreo. Pueden resultar envenenados por el mero contacto.

  • Si un perro lame una oruga procesionaria puede causarle necrosis en la lengua.Si la infección llega a la laringe puede morir por asfixia.

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

Invasión de procesionarias

La Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas, (ANECPLA) ha recomendado estar alerta ante la llegada de la oruga procesionaria ya que esta y otras plagas propias de la primavera pueden suponen un riesgo para la salud de los más pequeños.

Este tipo de plagas (orugas, cucarachas, avispas, ratones y hormigas)son muy comunes en esta época del año en lugares donde hay pinos, por lo que los expertos también han querido recomendar a los responsables de los centros educativos mantener los árboles en un estado fitosanitario adecuado, a fin de evitar posibles focos de infestación que podrían extenderse a otras áreas.

Los niños, presa fácil de la procesionaria

La primavera la sangre altera y trae a la oruga procesionaria. Necesitadas de las suaves temperaturas para sobrevivir se desplazan hacia el sur. Una situación que se agrava por el invierno suave y seco que se ha registrado este año en la Península, un ambiente donde la procesionaria se reproduce con mayor intensidad, y que ha provocadosu proliferación masiva en áreas urbanas.

Incluso están apareciendo en zonas de montañas en las que hasta hace poco era imposible su supervivencia, ya que el frío es su mayor enemigo. Cosas del cambio climático porque se trata deuna especie típica de los ambientes mediterráneos.No obstante, su área endémica se está expandiendo hacia el norte de Europa por el cambio climático.

Cuando un niño -ya sabemos que tienden a tocarlo todo-tiene contacto directo con los pelos urticantes que la rodean, estos se dispersan y flotan en el aire produciendo irritación en la piel, nariz y ojos. Además, estos pelos urticantes se clavan en la piel liberando una toxina que genera la liberación de histamina y, en consecuencia, la reacción alérgica,una dermatitis tóxico-irritativa.

Debemos extremar la precaución fundamentalmente en las zonas transitadas por niños, por lo que la aconsejamos a los adultos que mantengan a los pequeños alejados de este tipo de árboles en parques, jardines o zonas de recreo, con el fin de evitar cualquier tipo de contacto con la oruga.

Lo más importante para evitar una picadura (aunque como tal no lo sea ya queno pican, sólo son tóxicas por contacto) es poder identificarlas. En caso de pisarlas, con calzado, existe un riesgo añadido arrastrarías en tus zapatoslos filamentos venenosos con el peligro que esos supone.

Lo más característico, aparte de su color naranja negruzco, es quese mueven en fila, unas detrás de otras. Esto no es más que un mecanismo de defensa contra los pájaros, que desde el cielo lo único que ven es algo alargado que confunden con ramas.

Si a pesar de todo el niño -o el adulto- recibe una picadura el tratamiento indicado eshielo, algún antihistamínico o antiinflamatorio.

Sólo es necesario acudir al médicocuando se producen habones -un bulto en forma de haba-o existe algún tipo de malestar o hinchazón en cuello o cara. En estos casos, lo normal es que el médico suministre Urbasón -corticoides- al paciente.

Los perros, en peligro mortal

Los niños no son los únicos que pueden verse afectados por estas toxinas, sino que también hay que tener mucho cuidado con los perros.Algunos de los síntomas que presentan los perros cuando han estado en contacto con una oruga son picores intensos, abundante salivación o inflamación del hocico y cabeza. Incluso, si un canolfatea o lame una oruga el fatal esultado puede resultar mortal. Causaría una necrosis de parte de la lengua. Si la infección llega a la laringe puede morir por asfixia.

En caso de que su mascota resulte envenenada por una procesionaria debelavarle inmediatamente la boca con agua templada, lo que no excluye que acuda con la mayor celeridad al veterinario para que puedantraten a tu perro con corticoides de acción rápida.

¿Es posible fumigarlas?

El Real Decreto 13/11 de 2012 impide utilizar productos químicos agresivos que afecten a otros insectos o a los árboles y a su entorno, por lo que tan solo colocar trampas de feromonas que actúan sobre las mariposas que ponen los huevos para así tratar de impedir que se reproduzcan.

En septiembre, octubre y noviembre sí se fumigan las copas de abetos, pinos y cedros con bacilos que atacan a la larva de la procesionaria, el momento idóneo -y único- en el que realmente puede ser aniquilada.

Cuando la larva ya se convierte en oruga es prácticamente imparable. Mientras bajan del árbol aún permanece una leve esperanza, Mientras descienden a través del tronco se las puede engañar con unos anillos cubiertos con hojarasca y tierra para que crean que han alcanzado tierra firme, confiando en que se introduzcan en su interioro.Así es posible atraparlas para quemarlas dentro.

Cuando tocan suelo ya es imposible detener a estos infecciosos insectos... hasta que se conviertan en mariposa.

Otras plagas primaverales

Por otro lado, es importante tener en cuenta que los insectos y roedores transportan microorganismos patógenos en su piel, patas y aparato digestivo, que luego depositarán como agentes infecciosos en alimentos y utensilios que los pequeños podrán posteriormente ingerir y utilizar en su actividad diaria en el colegio, por lo tanto, son contaminantes potenciales y transmisores de enfermedades como la Salmonela y el E. coli, entre otras.

Las cucarachas, junto con los roedores, es la plaga que más rápidamente se extiende, por lo que los colegios deben tener en cuenta que tienen que llevar a cabo una correcta gestión de los residuos y la basura, depositándola en los contenedores habilitados que deberán permanecer cerrados y ser limpiados con cierta asiduidad.

Medidas de prevención y control

Las medidas preventivas pueden evitar en muchos casos la invasión de una plaga y la frecuencia de su aparición. Por ello, los expertos recomiendan establecer medidas que eviten que la especie se establezca y/o invada la instalación.

Estas medidas pasan por la eliminación de residuos, lugares de cobijo y nidificación o barreras para impedir su entrada. Además, si el diagnóstico de situación elaborado por la empresa de servicios biocidas así lo determina, es conveniente desarrollar medidas de control directo sobre la especie.

En el caso concreto de la oruga, los métodos habituales para combatirla son la destrucción de los bolsones, el empleo de trampas de feromonas, la instalación de barreras físicas o el empleo de productos químicos. No obstante, la elección de los mismos debe efectuarse valorando factores como el ciclo biológico en el que se encuentre la plaga, las condiciones ambientales, el nivel de infestación o la minimización del posible impacto sobre el ser humano, el medio y los animales.