Los extremeños mayores de 50 años y los bebés son los que más se acercan a una dieta equilibrada

Etiquetas

MÉRIDA, 12 (EUROPA PRESS)

Los extremeños que mejor cumplen las recomendaciones de una dieta equilibrada son los perfiles de 0 a 3 años y los mayores de 50 años mientras que, por el contrario, son los adolescentes quienes presentan los hábitos alimentarios más inadecuados, según se desprende del VII Informe del Observatorio Eroski Nutrición y Bienestar.

Este informe analiza los hábitos alimentarios de los diferentes perfiles nutricionales (o grupos de población) y, concretamente, si en el seno familiar hay un conocimiento y una puesta en práctica de la alimentación "adaptada" a la edad, estado fisiológico o enfermedad.

Asimismo, esta investigación es la base de la nueva campaña nacional de sensibilización sobre nutrición promovida por el Observatorio Eroski Nutrición y Bienestar durante este mes de mayo, en colaboración con las principales entidades y fundaciones especializadas en alimentación y salud.

Al analizar los hábitos de niños/as de 1-3 años se constató que un 66 por ciento toma un desayuno inadecuado, aunque la mayoría (95 por ciento) cubre las recomendaciones de lácteos; así como que el 95 por ciento no consume las dos raciones de verdura recomendadas; y que un 71,4 de estos consume la cantidad adecuada de carne, un 61,4 lo hace de legumbres y sólo un tercio de este colectivo toma la cantidad correcta de pescado.

Además, los resultados del estudio en el caso de niños/as de 4-12 años demostraron que más de la mitad toma un desayuno inadecuado ya que sólo un 30 por ciento incluye fruta fresca en el desayuno y un 49 no toma lácteos. También, sólo un 7 por ciento toma las dos raciones diarias recomendadas de verduras y un 85 realiza un consumo excesivo de carne, el 51,5 toma la cantidad adecuada de pescado y el 60 la cantidad adecuada de legumbres, informó el Observatorio Eroski Nutrición y Bienestar en nota de prensa.

Un aspecto positivo es que sólo un 5,2 por ciento sobrepasa la frecuencia semanal recomendada de consumo de alimentos fritos. En el caso de adolescentes de 14-18 años los alimentos más problemáticos son que un 67 por ciento se excede en el consumo de comida rápida. Donde, un 40 por ciento dice consumirlo una vez a la semana.

Igualmente, sólo el 13 por ciento toma las 4-6 raciones de farináceos recomendadas al día, sólo el 12,7 consume las dos raciones diarias recomendadas de verduras y la mitad no toma la cantidad de lácteos recomendados.

En el caso de los adultos de 19-49 años se observó que sólo un 3,4 por ciento toma un desayuno ideal, un 24 no toma la cantidad de lácteos adecuada y que un 58 no toma las raciones recomendadas de verduras ni de pescado, en cambio, un 30 por ciento consume carne en exceso.

NO SALTARSE LAS COMIDAS

Además, en el caso de los adultos de mayores de 49 años se comprobó que el 80 por ciento no toma suficiente fruta, donde una mayoría (60 por ciento) su consumo habitual son algo escaso (1-2 raciones/diarias). En cambio, un 67 toma al menos un alimento enriquecido al día. Asimismo, el 53,2 por ciento no toma suficientes lácteos y el 48 hace un correcto consumo de legumbres y utilizan la sal yodada.

Según el informe, la gran mayoría piensa de forma correcta que es mejor no saltarse comidas, comer más pescado que carne y realizar ejercicio físico. Hay desconocimiento de la vitamina D, a parte del calcio para mantener los huesos sanos. Además, el consumo de cafeína en este perfil es adecuado en un 86 por ciento de los casos.

En el caso de los mujeres de mayores de 49 años se comprobó que un 60,2 por ciento consume las raciones recomendadas de lácteos, que sólo un 28 no toma las raciones de verduras recomendadas para esta edad, que más de la mitad consumen la sal yodada y sólo el 18,3 consume dulces en exceso.

La gran mayoría piensa de forma correcta que es mejor no saltarse comidas, comer más pescado que carne y realizar ejercicio físico. Hay desconocimiento de la vitamina D, a parte del calcio para mantener los huesos sanos. Además, el consumo de cafeína en este perfil es adecuado en un 93,6 por ciento de los casos y lo mismo ocurre con el consumo de fruta.

En el caso de personas con problemas cardiovasculares o colesterol se comprobó que el 40 por ciento de individuos no consume los lácteos desnatados o bajos en grasa, que un 86,7 consume carnes grasas o rojas con demasiada frecuencia y un 84,8 consume un exceso de productos cárnicos.

También, un 42,9 por ciento no cubre las raciones de verdura, sólo el 15,2 toma la cantidad de cereales integrales recomendada, el 25,4 toma la cantidad de fruta adecuada, el 60 consume más dulces de los recomendados para este grupo. Acertadamente, el 99 por ciento usa aceite de oliva para aliñar y el 88,5 para cocinar; y el 48,6 por ciento consume las raciones recomendadas de legumbres.

Por otra parte, en el caso de personas con problemas de peso se comprobó que el 75,5 por ciento consume carnes grasas con demasiada frecuencia. En cambio, el 41 por ciento consume el tipo de productos cárnicos adecuado. Asimismo, el 45,5 por ciento consume las raciones de legumbres aconsejadas pero sólo el 20 toma las raciones de fruta necesarias; y un 50 por ciento no toma los lácteos desnatados ni bajos en grasa, un 60 no toma cereales integrales (pan, pasta, arroz, etc.) y un 66 consume dulces en exceso.