Aragón cuenta con alrededor de 35.000 personas con demencia, de las que el 65% se concentran en Zaragoza, según Sanitas

ZARAGOZA, 25 (EUROPA PRESS)

De acuerdo con la Federación Aragonesa de Alzheimer la cifra de afectados demencia ronda los 35.000 en la Comunidad Autónoma. De estos, 22.000 se encuentran diagnosticados en la provincia de Zaragoza, lo que representa un 63 por ciento según la Asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer de Zaragoza (AFEDAZ).

Según informó Sanitas en un comunicado, a los afectados por la enfermedad debemos sumarles las personas que también se ven implicadas en el proceso de esta dolencia de manera indirecta, los seres queridos responsables de su cuidado.

Desde hace unos años se viene observando un crecimiento exponencial de los casos de demencia debido a que a los pacientes que padecen esta enfermedad no se recuperan y a ellos se les suman los que se diagnostican cada año, cuyo número supera los 50.000.

Según cálculos estimativos del Grupo de Trastornos Cognitivos y de la Conducta de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en nuestro país una de cada veinte personas mayores de 65 años y una de cada cinco mayores de 80 padecen algún tipo de demencia.

Aunque términos como demencia o Alzheimer son conocidos, hay infinidad de aspectos médicos y sociales de este tipo de enfermedades que todavía se nos escapan. Cuando un ser querido es el afectado comienza una dura etapa tanto para él como para su familia, especialmente para quienes estarán al cargo de esa persona.

Para que aquellos que inician esta dura etapa dispongan de información útil y práctica sobre los cuidados que requieren las personas con demencia en las diferentes etapas de la enfermedad, Sanitas Residencial acaba de presentar su guía 'Cuidar a una persona con demencia'.

Este manual incluye ejemplos cotidianos y propuestas fáciles de llevar a cabo, tanto por el enfermo como por el cuidador, para que ambos puedan llevar una vida lo más normal posible dentro del proceso que supone el cuidado de estos pacientes.

Existen más de 80 formas diferentes de demencia. De todas ellas, el Alzheimer es la más común y conocida, pues representa según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), entre el 60 y el 80 por ciento de las demencias.

Síntomas como la pérdida de memoria y de las habilidades comunicativas y cognitivas o la falta de habilidades para llevar una vida cotidiana normal son comunes en este tipo de enfermedades, pero cada individuo puede verse afectado de diferente manera.

A esto hay que añadir los problemas emocionales y de comportamiento que se derivan de estas dolencias, lo que provoca que el cuidado de una persona con demencia sea estresante y muy triste para los familiares, que muchas veces no saben a quién ni a qué recurrir.

Un diagnóstico precoz es fundamental tanto para la persona como para el familiar o responsable de su cuidado, porque permitirá identificar las fuentes de apoyo y consejo desde el primer momento y ayudará a afrontar la enfermedad e ir conociéndola poco a poco.

Esta guía ofrece consejos para el propio cuidador y para quienes rodean al afectado, para que todos aprendan a convivir con la persona y su dolencia, evitando así que la enfermedad suponga un obstáculo mucho mayor de lo que ya es.

La guía 'Cuidar a una persona con demencia' se distribuirá gratuitamente en todas las residencias de la compañía, incluido el centro que Sanitas Residencial tiene en Zaragoza. Esta información práctica servirá para complementar el trabajo de los profesionales y las instalaciones con que cuenta el centro, dirigidas a facilitar el día a día de los cuidadores al lado del enfermo.

Sanitas Residencial Zaragoza dispone de 210 plazas preparadas no sólo para estancias permanentes sino también para estancias temporales, durante postoperatorios o periodos vacacionales. La residencia está ubicada en el centro de la capital aragonesa y cuenta con espacios dedicados tanto a la salud como al ocio de los residentes.

Gracias a su renovado y actual diseño, la residencia puede dar servicio a casi cualquier patología, especialmente aquellas relacionadas con los procesos degenerativos como la demencia, que requieren una especial atención y seguimiento continuado en los diferentes estadios de la enfermedad.