Caixa Catalunya y Arzobispado actualizan el alquiler de la sede de la caja y colaboran en la ayuda a enfermos

VALENCIA, 7 (EUROPA PRESS)

Caixa Catalunya y el Arzobispado de Valencia han llegado a un acuerdo sobre la actualización del alquiler que la caja paga por su sede en la calle de las Barcas de Valencia que, además, permitirá a ambas instituciones colaborar en la ayuda a enfermos de afecciones neurodegenerativas.

La colaboración --refrendada hoy a través de un convenio suscrito en el Palacio Arzobispal por el cardenal Agustín García-Gasco y el director territorial de Caixa Catalunya en la Comunitat Valenciana, Antoni Alcalá-- se articulará a través de la Fundación Natalia Mendiola Isla, erigida con el objetivo de atender a enfermos incurables y sin recursos económicos y que lleva el nombre de una viuda valenciana que falleció sin descendientes en 1951 y dispuso en su testamento que su herencia se dedicara a ese fin, informaron hoy fuentes de las dos entidades en un comunicado.

De la herencia formaba parte un edificio, situado en la calle Barcas, número 10, esquina con Pascual y Genís, 2, donde la entidad financiera catalana tiene su sede en Valencia desde hace una década. Tras el fallecimiento en 2006 de la cuñada de Natalia Mendiola, Teresa Rivero, usufructuaria del edificio, el cardenal Agustín García Gasco constituyó en 2008 la fundación canónica Natalia Mendiola Isla, regida desde su inicio por un patronato presidido por el arzobispo y la superiora en Valencia de la congregación religiosa Hijas de la Caridad, según el deseo expresado en el testamento.

Así, la Obra Social de Caixa Catalunya y la Fundación Natalia Mendiola destinarán 650.000 a proyectos de apoyo a personas enfermas de Alzheimer o con otras enfermedades neurodegenerativas en la Comunitat Valenciana. El acuerdo contempla además que la entidad financiera aportará 50.000 euros anuales hasta 2013 inclusive para proyectos de atención que desarrollará la fundación Natalia Mendiola.

Asimismo, el patronato de la Fundación Natalia Mendiola Isla ha acordado distribuir 400.000 euros entre diversos centros que atienden a enfermos incurables que carecen de recursos propios. La cantidad procede, en parte, de la actualización y puesta al día del arrendamiento que abonaba Caixa Catalunya por el alquiler del edificio donde se ubica su sede.

Los beneficiarios de la Fundación Natalia Mendiola Isla serán enfermos atendidos, "tal como expresa el testamento", en instituciones católicas de Valencia y recibirán la ayuda de forma gratuita.

Entre los beneficiarios de las aportaciones se encuentran la residencia Mas al Vent, de Bétera, que atiende a enfermos de sida; Siquem, de Moncada; Residencia de Mayores de San Antonio de Benageber; Nuestra Señora de los Dolores, de Ontinyent; San Francisco y San Vicente, de Manises; Santos Reyes, de Benisanó; La Milagrosa, de Alberic; Nuestra Señora del Remedio, de Albaida; y dos viviendas asistidas para enfermos mentales que gestiona la Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats denominadas Vilablanca y Vilafarell, sitas en las localidades de Godella y Burjassot, respectivamente.