Consejera de Sanidad pide a Madrid que se clarifiquen recursos económicos destinados a investigación biomédica

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, requirió hoy en Madrid que un plazo de alegaciones al borrador de anteproyecto de la nueva Ley de la Ciencia y la Tecnología y la aclaración sobre cómo articular la carrera investigadora de los profesionales sanitarios y las plazas vinculadas a la Universidad así como que se aclaren las partidas económicas destinadas a investigación biomédica.

En la 33ª reunión del Consejo General de la Ciencia y la Tecnología, que ha congregado a los diferentes consejeros autonómicos con competencias en el ámbito de la sanidad, y en el punto del Orden del Día referido al Informe de la Ministra, Roldós consideró que "es fundamental que desde el Gobierno de España se clarifique la cantidad económica destinada a la investigación biomédica".

Por otro lado, explicó que las Consejerías autonómicas de Sanidad realizan los pagos consecuentes a Farmaindustria por su gasto en medicamentos y estos pagos, en vez de revertir en las Comunidades Autónomas, pasan directamente al Ministerio de Sanidad y Consumo quien, a su vez, los transfiere al Instituto de Salud Carlos III.

Por tanto, en su opinión, "sería conveniente que desde el Ministerio se trasladase cuál es efectivamente el destino de esos recursos". Preguntó también la consejera canaria de Sanidad en este punto del Orden del Día por la situación jurídica del Instituto de Salud Carlos III, así como por si este Consejo va a sustituir "de facto" al Interterritorial en este tipo de temas.

Roldós realizó también una serie de comentarios y sugerencias al punto del Orden del Día referido al borrador de anteproyecto de la nueva Ley de la Ciencia y la Tecnología solicitando que la ciencia biomédica tenga un peso específico en la misma y que se cuente con un plazo para realizar alegaciones ya que "el borrador no resuelve, por ejemplo, temas tan importantes como el de las plazas vinculadas a la Universidad o cómo articular la carrera investigadora de los profesionales sanitarios ya que la ciencia biomédica tiene un escenario de trabajo muy relevante en los hospitales".

Además, indicó que en un Ministerio como el de Ciencia e Innovación cuyos presupuestos no se desarrollan en programas y en el que "los recursos económicos que aportamos las Comunidades Autónomas van automáticamente al Instituto de Salud Carlos III, no sabemos realmente el destino final de esas aportaciones económicas, algo que debieramos conocer y compartir todos los Consejeros", apuntó, al tiempo que solicitó que los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas sean "miembros de pleno derecho de este Consejo sin renunciar al Interterritorial".

OTRAS CONSIDERACIONES SOBRE EL ANTEPROYECTO

Para la consejera regional de Sanidad, "la Ley no es concisa resultando, a veces, difícil de entender y no cumpliendo una priorización de objetivos. La gestión en la I+D+i sigue siendo compleja y se incide mucho en la vinculación de la actividad científica con los sectores productivos". Advirtió de que "el principal problema que tiene este enfoque es que el tejido empresarial con capacidad para interaccionar con la comunidad científica es, en general, escaso. Además, no se establece una transmisión de los resultados científicos a la Sociedad".

Sobre cómo mejorar y definir una mejor y mayor forma de fomentar la colaboración con las empresas, Roldós comentó que "sería interesante simplificar los trámites administrativos con la unificación de formularios o procedimientos electrónicos que reduzcan a lo imprescindible el papeleo". También abogó por articular la forma de ofrecer incentivos a los trabajadores que, con su labor investigadora, generan beneficios para las empresas a través de plus de remuneración o desgravaciones fiscales.

Según la consejera de Sanidad, "quedará sin regulación a partir de la puesta en funcionamiento del Comité Español de Ética de la Investigación la composición, funcionamiento y funciones del Comité de Bioética de España, por lo que este Anteproyecto debería contemplar cuál será la composición del Comité de Bioética de España, hasta ahora vinculado al Ministerio de Sanidad y con representación de las Comunidades Autónomas, designadas a través del Consejo Interterritorial".

Por otro lado, actualmente existe un problema con la dirección de tesis doctorales por investigadores de los hospitales, que llevan el peso de la tutela de las tesis doctorales que allí se realizan y, sin embargo, no pueden ser directores de tesis por no ser profesores de la Universidad.

El borrador estima que sólo será aplicable a los investigadores doctores de unos determinados agentes públicos de ejecución; es decir, los Organismos Públicos de Investigación: CSIC, CIEMAT, IGME, INTA, INIA, IEO y el Instituto de Salud Carlos III, o en aquellos que pervivan o se creen, de conformidad con lo dispuesto en la DA octava del borrador. Es decir, en ningún caso se soluciona el problema de los investigadores de otros agentes públicos de ejecución, como son los hospitales.

INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA EN CANARIAS

La innovación en la investigación sanitaria está siendo uno de los objetivos fundamentales en la trayectoria de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a través de la Fundación Canaria de Investigación y Salud (FUNCIS) con la gestión de la financiación en los últimos años de proyectos de infraestructuras científico tecnológicas concedidas directamente a cada uno de los grandes centros hospitalarios de nuestra Comunidad Autónoma.

Estos proyectos de infraestructuras científico-tecnológicos, conjuntamente con los proyectos de investigación, tanto de convocatorias de la de la propia Comunidad Autónoma como del Plan Nacional de I+D+i, han aportado una mayor y mejor infraestructura tecnológica a los hospitales, lugar donde se desarrolla la mayor parte de la investigación biomédica en Canarias.

A modo de ejemplo, y gestionada directamente por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a través de FUNCIS, podemos decir que en las convocatorias 07 y 08 se ha concedido al Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Gran Canaria la financiación para la compra de equipamiento por un importe de alrededor de 200.000 euros que ha servido para la adquisición de una plataforma de análisis genético y de un equipo de captura y análisis de imágenes.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, dentro del programa de ayudas de FUNCIS, ha llevado a cabo dos convocatorias (2001 y 2004) destinadas a financiar equipamiento --con más de 200.000 euros en estos años-- de las Unidades de Investigación de los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma.

USO BIOTECNOLÓGICO

Esta iniciativa, en los dos últimos años se ha visto reforzada con un uso más biotecnológico de la partida presupuestaria de la Consejería de Sanidad, concediendo a FUNCIS la gestión administrativa, económica y científica del Proyecto Canarias Bioregión, fomentando a través de él la formación en biotecnología y bioinformática, así como la realización de proyectos de investigación concretos con una visión más empresarial y con posibilidades de creación de patentes industriales. En este ámbito, serán cuatro los proyectos que serán financiados con un importe global de 196.000 euros.

Toda esta inversión en equipos y tecnologías avanzadas han propiciado en los últimos años una mejora en la calidad y cantidad de las publicaciones biomédicas, con un incremento de su visibilidad y factor de impacto, lo que repercute enormemente en la calidad de la investigación y de la atención a los pacientes.