Las úlceras por presión graves en pacientes con demencia avanzada son un factor de predicción de muerte a corto plazo

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS) La elevada prevalencia en pacientes con demencia avanzada de úlceras por presión de 'grado IV', es decir aquellas que le provocan una destrucción de la piel, tejidos, músculos y, a veces, incluso de huesos, constituyen un factor de predicción de muerte a corto plazo, según se desprende de un estudio elaborado por el Hospital Universitario de Valme, en Sevilla. El objetivo principal de este estudio, que revela la estrecha relación entre ambos problemas de salud, se centró concretamente en conocer el porcentaje de curación de las úlceras por presión en enfermos que sufren un deterioro cognitivo severo y una dependencia total para las actividades básicas de su vida diaria. Además la investigación, dirigida por el enfermero Ángel Rodríguez, se ha llevado a cabo a lo largo de 15 meses, tiempo en el que se han estudiado un total de 135 pacientes con úlceras por presión y demencia avanzada, un sector de la población muy vulnerable y escasamente referido en la literatura científica. En cuanto a sus conclusiones, las mismas apuntan a un porcentaje muy bajo de curación de estas heridas, --no llega al 18,7 por ciento--, a la par que la tasa de mortalidad de estos pacientes es muy elevada, con un 73,3 por ciento de los mismos que desarrollaron úlceras por presión durante el estudio. Según el director del estudio, los resultados obtenidos ponen de manifiesto también la necesidad de un abordaje paliativo y multidisciplinar de estos enfermos, a fin de garantizar el confort de los pacientes y sus familias, evitar el dolor en las curas y minimizar las infecciones que se puedan derivar. Así, dichas conclusiones apuntan a la elevada prevalencia de estas heridas en pacientes con demencia avanzada, la alta tasa de mortalidad existente en este tipo de pacientes y el posible factor de predicción de muerte a corto plazo que este tipo de lesiones constituye en pacientes con demencia grave. En concreto, las úlceras por presión son heridas que se producen en zonas de apoyo, generalmente en pacientes encamados. A este respecto, existen diferentes grados de úlceras, representando el grado IV (centrada en este estudio) la destrucción de piel, tejidos, músculos y, a veces, incluso huesos. Debido a este cuadro clínico, estos afectados precisan de ingreso y atención especializada. La investigación ha sido presentada en las II Jornadas Multidisciplinares Andaluzas de Úlceras por Presión y Heridas Crónicas, celebradas en Sevilla bajo la organización del Hospital Universitario Virgen Macarena. Además, ha sido reconocida con el segundo premio a la mejor comunicación en este foro científico.