Una consultora participa en un proyecto nacional para mejorar la vida de pacientes de alzheimer mediante la TDT

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

La Fundación Cartif, fundación CTIC, el Centro de Referencia Estatal de Alzheimer (CREA) y la consultora valenciana Innovaciones Sociosanitarias participan en un proyecto nacional para mejorar la vida de pacientes afectados de alzheimer y de sus cuidadores por medio de un sistema tecnológico que permite una atención personalizada desde sus domicilios a través de la Televisión Digital Terrestre (TDT), según informó la empresa en un comunicado. El proyecto se desarrollará durante 10 meses y está financiado por el Ministerio de Sanidad y Política Social.

La consultora valenciana aseguró que la combinación de tratamientos farmacológicos y no farmacológicos es la forma "ideal" de "atacar" esta enfermedad y los medicamentos que retrasan la evolución en aquellos pacientes que ya tienen un nivel de demencia "avanzado", pueden prolongar su vida pero incrementando "considerablemente" los costes de esa atención.

En esta línea, indicó que solamente la prevención o el tratamiento en etapas tempranas "puede ayudar a reducir esas cargas en la sanidad pública". Las terapias no farmacológicas "son eficaces desde el inicio de la enfermedad, incluso antes como actividad preventiva, con la particularidad de que cuanto más tarde empiece el paciente con ellas, más difícil serán de integrar en el tratamiento y sus resultados serán más limitados".

Las técnicas que se aplicarán en este proyecto se centran no sólo en mejorar la calidad de vida sino la autoestima del enfermo, mediante la psicoestimulación de la memoria, orientación en la realidad, reminiscencia del pasado, musicoterapia, estimulación sensorial o ejercicios físicos, entre otros.

Esta plataforma de TDT integra a los pacientes, a sus cuidadores y a los terapeutas (previamente se les entrevistará para detectar sus necesidades) y persigue, fundamentalmente, "aliviar el estrés de los familiares que, por la falta de la información a la hora de enfrentarse a la enfermedad, creen que no prestan toda la atención adecuada".

Con ella, los pacientes o usuarios principales serán capaces de acceder desde sus casas, un entorno menos estresante y deshumanizante, a ejercicios de estimulación cognoscitiva en el momento y "tantas veces como quieran, sin abandonar sus rutinas diarias, y todo ello a través de un medio bien conocido como es la televisión".

Respecto a las personas cuidadoras, ya sean familiares o profesionales, "también tendrán acceso a contenidos específicos sobre la enfermedad, cómo relacionarse y cómo tratar a los pacientes, su posible evolución". De este modo, "tendrían también la posibilidad de supervisar las actividades del paciente y tener la tranquilidad que da el saber que la monitorización será continua y supervisada".

'E-LEARNING INVERSO'

El profesional sanitario estará continuamente informado de las variaciones que se producen, "pudiendo variar los ejercicios, proponer unos nuevos o los mismos con alguna modificación, sin que el paciente tenga que pasar por el centro de atención primaria". Se podría definir la plataforma como un sistema de 'e-learning inverso' "capaz de evaluar la regresión de los usuarios (en lugar de su progresión), adaptando y personalizando los contenidos en función del estado del paciente y su grado de demencia".