Zaragoza.- La Fundación Virgen del Pueyo pone en marcha un centro de atención integral en Villamayor de Gállego

VILLAMAYOR (ZARAGOZA), 12 (EUROPA PRESS) La Fundación Virgen del Pueyo ha abierto, en Villamayor de Gállego, un centro de atención a personas con discapacidad intelectual. Estas instalaciones, que albergan un centro de día, un centro ocupaciones, distintas áreas terapéuticas y una zona residencial, permiten ampliar la oferta de recursos asistenciales para estas personas, mediante distintos servicios que buscan tener un carácter integral. La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, inauguró hoy dicho centro, al que el Gobierno de Aragón ha destinado 2,6 millones de euros. La principal novedad del nuevo equipamiento es la inclusión de una Unidad de Atención Permanente, que tiene como objetivo proporcionar atención integral e individualizada a personas que, además de su discapacidad intelectual, presentan otros trastornos añadidos como son los de comportamiento o personalidad, mediante los cuidados y medios necesarios para lograr su bienestar y el de su familia o cuidadores. La unidad tiene una capacidad para ocho personas. Las instalaciones incluyen también un centro residencial, con capacidad para 72 personas. Se trata de un modelo con una concepción personal, basado en la simplicidad de formas y conductas, distribuidas en viviendas. Por un lado, tiene seis unidades para cinco o siete personas cada una, según su grado de dependencia. Por otro, cuatro unidades para dependientes de menor grado con mayor autonomía. Cada una de éstas, cuenta con tres baños, una cocina, un office y tres habitaciones. Además, el nuevo edificio alberga un centro ocupacional y un centro de día, donde, en la actualidad, se atiende a un total de 82 personas, tres salas de servicios terapéuticos --logopedia, mantenimiento y estimulación--, así como una de nuevas tecnologías, entre otras actividades. El proyecto ha supuesto una inversión global de 4,84 millones de euros. El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), ha subvencionado su construcción y equipamiento con un total de 2,63 millones de euros; Ibercaja ha aportado en torno a un millón de euros y la Fundación Virgen del Pueyo, el resto. Además, el IASS destinó 518.300 euros en 2008 a acción concertada en la Fundación Virgen del Pueyo, con la que tiene 46 plazas concertadas en centro ocupacional, 26 en centro de día, 21 en residencia de medios-ligeros y 24 en residencia de gravemente afectados. Con este equipamiento, se incrementa la oferta de recursos de atención para personas con discapacidad en Aragón. En la actualidad, la comunidad supera las 2.400 plazas, entre propias y concertadas en los distintos recursos existentes, para atender a este colectivo.