Más de 35.000 ciudadanos de la Comunidad pueden ser celiacos aunque la mayor parte lo desconoce

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

Más de 35.000 ciudadanos de Castilla y León puede padecer la enfermedad celiaca aunque la mayor parte no ha sido diagnosticado correctamente a causa de la diversidad de manifestaciones que puede presentar la enfermedad, lo que dificulta un correcto diagnóstico por parte de los profesionales médicos.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Asociación Celiaca de Castilla y León (Acecale) con motivo de la celebración el próximo miércoles del Día Nacional del Celiaco, no existe ningún censo ni mapa de la enfermedad, pero se estima que puede haber más de 35.000 enfermos, acorde con las estadísticas de población, que no reciben ayudas económicas por parte de la Administración regional a diferencia de otras comunidades autónomas como Castilla-La Mancha o Navarra.

El objetivo de la Asociación de Celíacos de Castilla y León es "informar y asesorar" a los celíacos y sus familias sobre la enfermedad celiaca y la dieta sin gluten y cuenta con más de 1.500 socios y con un servicio de información sobre la enfermedad y la dieta sin gluten.

Las mismas fuentes recordaron que un informe del Procurador del Común publicado en abril de 2008 sobre la situación de la enfermedad celiaca ratifica las principales reivindicaciones del colectivo celiaco de Castilla y León ya que insta a la Administración regional "no sólo a tutelar la salud de los enfermos celíacos" sino también a garantizar "un desarrollo integral de los mismos protegiendo especialmente a sus familias, quienes deben enfrentarse a cuestiones no sólo sanitarias sino sociales y profesionales e incluso económicas".

Los socios de Acecale se "movilizaron" durante todo el año mediante la organización de charlas y jornadas informativas en diversas localidades de la Comunidad, la firma de convenios con el Ayuntamiento de Salamanca y las universidades de Burgos y Salamanca; cursos de formación a hosteleros, reparto caramelos sin gluten en las cabalgatas de reyes en Burgos, Palencia y Soria o actos benéficos como el desfile de moda flamenca en Soria.

"El colectivo celiaco, los enfermos y sus familiares, están tomando conciencia de la problemática que viven en su vida diaria y ante situaciones de discriminación, negligencias o errores. Ante cualquier abuso o negligencia es necesario presentar quejas, sugerencias y reclamaciones por escrito ante las administraciones para así desmontar la falsa creencia de la Administración regional que, ante el escaso número de reclamaciones, defiende que la situación de los celiacos no es tan alarmante ya que no le constan quejas", destacaron las mismas fuentes.

RECLAMACIONES

Presentar reclamaciones es "un derecho de cualquier ciudadano" y, según la Asociación, estas deben de presentarse ante la entidad correspondiente y es recomendable enviar copia a Acecale para poder tener un registro "y poder emprender acciones de conjunto que ayuden a visibilizar estas situaciones".

Asimismo, también puso de manifiesto la carencia actual de medidas "eficaces" y la existencia de un "amplio elenco de previsiones futuras" que deben materializarse "a la mayor brevedad posible"

Los productos sin gluten, la única vía para mantener la salud de la persona celiaca, son escasos y caros y su elevado precio conlleva un gasto adicional de 1.466,4 euros más al año en la cesta de la compra, a lo que se añade la falta de control de los alimentos envasados.

Las mismas fuentes recordaron que en enero de 2009 la Unión Europea aprobó un reglamento sobre etiquetado obligatorio para 2012 en el que se especifica como alimentos "sin gluten" aquellos cuyo contenido es inferior a 20 mg/kg, y de "contenido muy reducido de gluten" los que contengan menos de 100 mg/kg.

La enfermedad Celíaca es la enfermedad crónica intestinal más frecuente en España --es una intolerancia permanente al gluten, proteína que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, el centeno, la avena, el triticale, el kamut y la espelta-- y la más desconocida. Se estima que aproximadamente un 1,5 por ciento de la población la padece, pero solamente un enfermo de cada diez está diagnosticado y la mayor parte de los celiacos desconocen que lo son.