La marihuana podría reducir tumores, según un estudio español

La marihuana podría reducir tumores, según un estudio español

La marihuana podría reducir tumores, según un estudio español

LONDRES (Reuters) - El ingrediente activo presente en la marihuana parece reducir el crecimiento de tumores, según un estudio español.

Los investigadores demostraron que darles THC a ratones con cáncer disminuía el crecimiento de los tumores y mataba las células, en un proceso llamado autofagia.

"Nuestros hallazgos apoyan que pueden conseguirse dosis seguras, terapéuticamente eficaces de THC para pacientes de cáncer", escribieron en la revista Journal of Clinical Investigation Guillermo Velasco, de la Universidad Complutense de Madrid, y sus colegas.

Los descubrimientos se suman a las pruebas, en diversas direcciones, sobre los efectos de la marihuana en la salud humana.

Algunos estudios sugieren que la droga puede aumentar el riesgo de una persona de sufrir un ataque al corazón o una apoplejía y que puede causar cáncer.

Otros investigadores han demostrado beneficios como el retraso de la aparición del Alzheimer, y muchos médicos creen que el THC es una forma valiosa para tratar la pérdida de peso asociada con el sida, así como también para las náuseas y vómitos asociados con la quimioterapia en los pacientes de cáncer.

El estudio de Velasco y su equipo incluyó el análisis de dos tumores en dos personas con un cáncer cerebral altamente agresivo, que mostró signos de autofagia después de recibir THC.

Los investigadores señalaron que sus descubrimientos podrían allanar el camino a los medicamentos contra el cáncer basados en cannabis, a pesar de que esa estrategia no tuvo éxito en materia de obesidad.

Sanofi-Aventis SA abandonó en noviembre en el desarrollo de Acomplia, su fármaco contra la obesidad basado en cannabis, mientras que Pfizer Inc, Merck & Co Inc y la belga Solvay también han descartado recientemente productos similares por preocupaciones de salud.

Los medicamentos, que trabajan bloqueando los mismos receptores cerebrales que provocan el impulso que le da hambre a la gente después de fumar marihuana, también han sido relacionados con efectos psiquiátricos secundarios como la depresión y pensamientos suicidas.