Madrid- La nueva mesa de médicos en formación contará con cuatro grupos de trabajo


MADRID|

La nueva Mesa de Médicos en Formación del Colegio de Médicos de Madrid estará estructurada en cuatro grupos de trabajo, formación, ocio y ONG, espacio del residente y presencia digital y comunicación, según se ha acordado en la primera reunión, de constitución oficial, de este órgano asesor que tuvo lugar ayer por la tarde en el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM).

"Tiene carácter histórico porque es la primera vez que este colectivo está representado y queremos que se implique de forma activa para darle a la institución un aire más dinámico", ha afirmado el presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Miguel Ángel Sánchez Chilló.

El vocal de Médicos en Formación, Borja Castejón, ha explicado que "queremos que los profesionales sepan que somos sus representantes y nos hagan llegar sus inquietudes; por ello, los grupos de trabajo pondrán en marcha iniciativas que puedan resultar de su interés".

Castejón también ha explicado que tiene entre sus proyectos la idea de impulsar un ciclo de conferencias, que tenga periodicidad mensual, sobre temas transversales como la relación de la industria farmacéutica con la formación de los médicos, las desigualdades debidas al género en Medicina y la situación del MIR extracomunitario durante y tras la residencia.

El vocal también ha manifestado que tiene entre sus proyectos la idea de impulsar un ciclo de conferencias, que tenga periodicidad mensual, sobre temas transversales como la relación de la industria farmacéutica con la formación de los médicos, las desigualdades debidas al género en Medicina y la situación del MIR extracomunitario durante y tras la residencia.

"Abrir el Colegio a los pacientes para conocer sus necesidades y proporcionarles información veraz tanto sobre cómo funciona el sistema sanitario como en temas de prevención", ha continuado.

El Vocal de Médicos en Formación informó asimismo de otra iniciativa en la que se empezará a trabajar, "la creación de un libro en el que se analizará en profundidad todos los problemas que afectan al colectivo MIR en Madrid como la libranza de guardias, las carencias formativas de algunas unidades o la falta de supervisión, entre otros, así como en la elaboración de un informe que sirva de base al ICOMEM para buscar la mejora del colectivo".