AESS lanza mañana en San Valentín una campaña que anima a los españoles a resolver sus problemas sexuales

Etiquetas

MADRID, 13 (EUROPA PRESS) La Asociación Española de Salud Sexual (AESS) lanza mañana, en colaboración con la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA) y coincidiendo con el día de San Valentín, la campaña europea sobre salud sexual, centrada este año en concienciar a la población sobre la importancia de solucionar este tipo de dificultades, que dañan calidad de vida, relaciones y la autoestima de los afectados. En concreto, este año la iniciativa buscará facilitar a los pacientes la posibilidad de hablar de este tipo de problemas y de acudir al especialista en busca de solución, además de informar sobre la importancia del tratamiento de los problemas sexuales, informó esta asociación hoy en un comunicado. Según el presidente de la AESS, el doctor Ignacio Moncada, el objetivo es "hacer hincapié en los problemas sexuales que padecen muchos hombres y mujeres en Europa y destacar la importancia de consultarlos con un médico cuando éstos aparezcan". "Lo importante es impedir que esas disfunciones se escondan y enmascaren problemas de salud más graves", recalcó el experto. Los problemas sexuales masculinos más comunes son la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, siendo este último una de las consecuencias asociadas a la enfermedad cardiovascular (32%); los problemas de próstata (16%), especialmente en pacientes mayores o sometidos a tratamientos quirúrgicos invasivos; y a la diabetes, que motiva un 15,5 por ciento de los casos y afecta a muchos pacientes que muchas veces desconocen las consecuencias de su enfermedad. En el caso de la mujer, la disminución del deseo sexual y la anorgasmia son los problemas sexuales más frecuentes, volviendo a ser el factor cardiovascular el más determinante para su aparición, en un 21 por ciento de los casos. Los problemas psicológicos implican la aparición de patologías sexuales para un 15 por ciento de ellas. En muchas ocasiones, las disfunciones sexuales son el primer síntoma de una seria enfermedad subyacente que debe ser tratada cuanto antes, como la diabetes, la depresión o la hipertensión. Por este motivo, según la AESS, los médicos deben prestar atención a estas disfunciones en el marco de la salud general de los pacientes e informar siempre de los tratamientos disponibles.