EE.UU. advierte sobre una droga peligrosa en píldoras dietéticas fabricadas en Perú

  • Washington, 10 feb (EFE).- La Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA) advirtió sobre los graves efectos secundarios de unas píldoras dietéticas que contienen una droga llamada bumetanida y que según The New York Times se fabrican en Perú.

EE.UU. advierte sobre una droga peligrosa en píldoras dietéticas fabricadas en Perú

EE.UU. advierte sobre una droga peligrosa en píldoras dietéticas fabricadas en Perú

Washington, 10 feb (EFE).- La Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA) advirtió sobre los graves efectos secundarios de unas píldoras dietéticas que contienen una droga llamada bumetanida y que según The New York Times se fabrican en Perú.

Las píldoras, llamadas "StarCaps" y promocionadas por varios rostros famosos y artículos en revistas como People, fueron incluidas en una lista de 69 suplementos dietéticos considerados peligrosos para la salud por la FDA.

Publicitado como un suplemento natural a base de papaya y vendido en tiendas especializadas sin necesidad de prescripción médica, "Starcaps" ocultaba, según el diario, que contenía bumetanida, droga diurética cuyo consumo conlleva riesgo de pérdida de fluidos y de disminución de la presión sanguínea.

La compañía distribuidora del producto en Estados Unidos, Balanced Health Products, ha subrayado que no tiene constancia de incidentes causados por la ingesta de las píldoras, pero ha anunciado que las retirará inmediatamente del mercado.

La FDA, según el diario, considera ilegal la presencia de bumetanida en las píldoras por tratarse de un activo farmacéutico no declarado.

A pesar de haber identificado drogas ilegales en docenas de medicamentos para la pérdida de peso, la FDA no tiene la potestad de prohibir su venta.

Según la ley al respecto aprobada en 1994, la administración sólo puede revisar los procedimientos empleados en la manufactura y distribución de los suplementos dietéticos y probarlos únicamente cuando ya están a la venta y no antes.

Dado que, incluso cuando la agencia certifica que existen productos contaminados el poder para retirarlos del mercado recae sobre las distribuidoras, la FDA ha admitido que es posible que existan cientos de suplementos dietéticos potencialmente peligrosos a la venta en el mercado estadounidense por su falta de recursos para identificarlos.

El pasado otoño, el defensa del equipo de fútbol americano Atlanta Falcons, Grady Jackson, y otros jugadores de la Liga Nacional dieron positivo en un test de dopaje por bumetanida, que puede enmascarar el uso de esteroides.

Jackson, que declaró en varias ocasiones que consumía "StarCaps", presentó esta semana una demanda contra la presidenta de la compañía fabricante, Nikki Haskell, y dos de las grandes tiendas que la distribuían, Vitamin Shoppe y GNC.

En declaraciones a The New York Times, Haskell afirmó que se quedó "hecha polvo" al enterarse por las noticias de que su producto contenía una sustancia ilegal, y aseguró que lleva veinticinco años vendiendo cientos de botellas de las pastillas y que nunca había recibido una sola queja.