El reciclado de medicamentos aumentó en 2008 en Cantabria un 9,65%, con más de 30 toneladas recogidas

La media mensual fue de 4,43 kilos por cada mil habitantes SANTANDER, 12 (EUROPA PRESS)

Las farmacias de Cantabria recogieron el año pasado 30,96 toneladas de medicamentos a través de los puntos SIGRE, frente a las 22,78 de 2007, lo que supone un aumento del 9,65 por ciento. DE esta manera, la media mensual fue de 4,43 kilos por cada mil habitantes, frente a los 4,04 kilos del año anterior.

Estos datos se dieron a conocer hoy en una rueda de prensa a la que asistieron el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín; el director general de SIGRE (Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases del sector farmacéutico), Juan Carlos Mampaso; y el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Cantabria, Francisco Asís de la Maza.

Todos ellos destacaron que desde la implantación de este sistema en la comunidad autónoma, en el 2002, cada año va en aumento la cantidad de medicamentos depositados en los 254 puntos SIGRE de las farmacias, incremento que en el caso de 2008 fue superior a la media nacional, que se situó en el 9,3%.

Según datos del pasado ejercicio, el 64,7 por ciento de los hogares de Cantabria utiliza el punto SIGRE para reciclar los restos de medicamentos, tanto envases como los propios fármacos, que se sitúan ya en el grupo de los residuos generados en los domicilios que más se reciclan, junto con el papel y el cartón.

Este sistema funciona en base a un convenio entre la Consejería de Medio Ambiente y SIGRE, en colaboración con el Colegio de Farmacéuticos, que este año va a incluir, además de los puntos de recogida en las farmacias, que esta entidad se haga cargo de los medicamentos que van a parar de forma inadecuada al vertedero de Meruelo, según anunció el consejero.

Martín recalcó el "importante operativo" puesto a disposición de los ciudadanos para que depositen los medicamentos que ya no utilizan o están caducados, y subrayó que tanto la Administración regional, como SIGRE y los farmacéuticos, están poniendo "todos los medios que cabe poner" para facilitar la recuperación y reciclaje de estos medicamentos, evitando negativas consecuencias para el medio ambiente.

Mampaso por su parte destacó que cada vez existe "más sensibilidad" por parte de los cántabros sobre la necesidad de deshacerse de forma correcta de los medicamentos, como pone de manifiesto que desde el año 2003 se hayan "más que duplicado" las cantidades recogidas, pasando de 14.20 toneladas a las 30,96 de 2008.

Para el presidente del Colegio de Farmacéuticos, el sistema SIGRE está "consolidado" en Cantabria, gracias a los agentes que participan en el proyecto y a la disposición de los ciudadanos. En este sentido, señaló que la colaboración de las farmacias ha sido "activa" desde el principio de cara a "concienciar" a la población de la necesidad de retirar estos productos de sus domicilios y depositarlos en los puntos SIGRE.

Recordó al respecto que la mayoría de los medicamentos son tóxicos y su eliminación por otros conductos, como por ejemplo los jarabes por el fregadero, pueden dar lugar a que aparezcan en ríos, mares u otros lugares donde produzcan "toxicidad".