Los hongos tienen un fuerte potencial para el desarrollo de nuevos antibióticos


MADRID|

Investigadores de la Universidad de Chalmers en Goteborg, Suecia, han desarrollado un método para encontrar nuevos antibióticos a través de los hongos tras constatar su enorme potencial para desarrollar estos fármacos, lo que será especialmente útil para combatir la resistencia de muchas bacterias.

De hecho, aunque los antibióticos han salvado millones de vidas desde que se descubrieron los primeros compuestos en la década de 1940, en los últimos años muchos microorganismos contra los que van dirigidos han empezando a desarrollar mecanismos para protegerse de ellos y se vuelven resistentes.

Una situación que ha favorecido que muchas infecciones vuelvan a ser letales y se necesiten nuevos antibióticos más efectivos, han señalado los autores de este trabajo que publica la revista 'Nature Microbiology'.

El primer antibiótico producido a gran escala fue la penicilina, derivada de hongos 'Penicillium', y por ello en la búsqueda de nuevos compuestos los investigadores de este estudio secuenciaron los genomas de 9 tipos diferentes de dicha especie de hongos, con resultados sorprendentes.

"Descubrimos que los hongos tienen un potencial enorme, previamente sin explotar, para la producción de nuevos antibióticos y otros compuestos bioactivos, como los medicamentos contra el cáncer", ha asegurado Jens Christian Nielsen, del Departamento de Biología e Ingeniería Biológica y uno de los autores principales.

En total se analizaron genomas de 24 tipos diferentes de hongos para encontrar genes responsables de la producción de diversos compuestos bioactivos, como los antibióticos y encontraron más de mil vías distintas, lo que muestra un inmenso potencial para que los hongos produzcan una gran variedad de sustancias químicas naturales y bioactivas que podrían utilizarse como productos farmacéuticos.

En unos 90 casos, los investigadores fueron capaces de predecir los productos químicos de esas vías y siguieron la producción del antibiótico yanuthone, para identificar nuevos hongos capaces de producir el compuesto.

TAMBIÉN PERMITIRÁ MEJORAR LOS YA EXISTENTES

En total, el estudio muestra un amplio potencial para los hongos, no sólo en la producción de nuevos antibióticos, sino también en permitir una producción más eficiente de los ya existentes o de versiones más eficaces.

"Es importante encontrar nuevos antibióticos para dar a los médicos una amplia gama de antibióticos ya existentes y de los nuevos, lo que hará que sea más complicada la aparición de resistencias", ha explicado.

Los investigadores ahora tienen varios retos por delante, uno de ellos ver cómo poder seguir avanzando en la producción del yanuthone y elaborar un mapa que permita comparar cientos de genes en la evaluación continua de productos bioactivos con fármacos potentes a la vista.

"Los gobiernos necesitan actuar, la industria farmacéutica no quiere gastar dinero en nuevos antibióticos, no es lucrativa, por eso nuestros gobiernos tienen que intervenir y, por ejemplo, apoyar los estudios clínicos", según Christian Nielsen.