La implantación de la receta electrónica en Canarias costará a las farmacias alrededor de 6 millones de euros

La puesta en marcha de la prescripción electrónica permitirá dejar de consumir 50 toneladas de papel anuales SANTA CRUZ DE TENERIFE, 31 (EUROPA PRESS) La implantación de la receta electrónica en Canarias costará a las cerca de 800 oficinas de farmacia que hay en el archipiélago alrededor de 6 millones de euros, que serán costeados en los próximos tres años, según afirmó esta mañana en rueda de prensa el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife (COFSC), Guillermo Scwartz, quien explicó la implantación de este sistema en la provincia tinerfeña. Scwartz, que estuvo acompañado por el coordinador del proyecto de receta electrónica, Francisco Miranda, y por el presidente del Grupo Microfusión, Delfino Marrero, socio tecnológico en el desarrollo de este proyecto, reconoció que el gasto puede parecer "elevado" pero lo justificó diciendo que es "una apuesta por entrar en las nuevas tecnologías", y que el tiempo dirá si se han equivocado. La receta electrónica, cuyo proyecto surgió hace tres años, es un sistema que permite enviar electrónicamente las prescripciones de los medicamentos para un paciente desde su médico hasta la farmacia. Según el presidente del COFSC, "esta idea surge para llevar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación a la relación entre los médicos, los pacientes y los farmacéuticos, de tal manera que se deje de lado el papel que se emplea en las prescripciones médicas tradicionales empleando bases de datos y elementos que intervienen en el proceso de transferencia tecnológica". Entre las ventajas que traerá consigo este sistema, Scwartz destacó que permitirá racionalizar las visitas a las consultas médicas de los Centros de Salud. De esta manera, el paciente crónico --hipertenso, diabético, etcétera-- tendrá prescrita la medicación que necesitará en los próximos 3 meses, sin necesidad de tener que "ir a repetir" al médico. Asimismo, este sistema de prescripción-dispensación electrónica de medicamentos contribuirá a una mejor y más fluida comunicación entre los profesionales sanitarios que tienen como misión la mejora en salud del paciente; facilitará un uso racional del medicamento porque se adapta el contenido de los envases al tratamiento que debe seguir el enfermo; y permitirá controlar el cumplimiento terapéutico, es decir, la retirada de las medicinas. 24 HORAS, 365 DÍAS Por su parte, el coordinador de la receta electrónica aclaró que este proyecto supone "una red de alta seguridad que funciona las 24 horas del día, 365 días del año, y que no sucumbe a los apagones, lo que la convierten en la mayor red de telecomunicaciones no pública de Canarias, que une a unas 800 farmacias del archipiélago; un sistema con el que no cuenta ninguna ciudad europea o americana de primer orden, ofreciendo un servicio de calidad al usuario desde La Graciosa --donde un botiquín presta asistencia farmacéutica a la población local-- hasta La Restinga --punto más meridional de Europa--". Además, Miranda subrayó que sustituir la receta de papel por la prescripción electrónica contribuirá a dejar de consumir unas 50 toneladas de papel anuales, y también evitará hacer uso de una cantidad de agua para producir el papel equivalente a la que consume durante un año un municipio de 5.000 habitantes. En la provincia tinerfeña hay aproximadamente unas 360 oficinas de farmacia que, con este proyecto, quedarán comunicadas entre sí a través de una red virtual. En La Gomera, El Hierro y La Palma, un 70 por ciento de las recetas que se dispensan ya son en formato electrónico, mientras que en Tenerife este proyecto acaba de comenzar su andadura. Respecto a la provincia oriental, la receta electrónica ya funciona en Fuerteventura y Lanzarote, y aún queda ponerse en marcha en Gran Canaria. Finalmente, el próximo jueves y el viernes tendrá lugar en Santa Cruz de Tenerife las Jornadas Nacionales de Receta Electrónica, un encuentro organizado por el Colegio tinerfeño de Farmacéuticos, que contará con la presencia de responsables de receta electrónica de otros colegios oficiales, con el objeto de cruzar datos e intercambiar impresiones sobre este proyecto que se está llevando a cabo de forma paulatina en toda España.