Madrid seguirá dispensando la píldora poscoital gratis pero bajo prescripción

  • Madrid, 14 may (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid seguirá dispensando la píldora poscoital en sus centros de salud de forma gratuita pero bajo prescripción, porque considera un "error médico" que se venda sin receta, como ha decidido el Ministerio de Sanidad para las farmacias.

Madrid, 14 may (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid seguirá dispensando la píldora poscoital en sus centros de salud de forma gratuita pero bajo prescripción, porque considera un "error médico" que se venda sin receta, como ha decidido el Ministerio de Sanidad para las farmacias.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión semanal de su Gobierno, ha indicado que un informe que él mismo había encargado a Madrid Salud, el órgano municipal encargado de esta materia, ha concluido que la dispensación de este fármaco sin receta "es un error médico" y un "contrasentido" respecto a la situación de otros medicamentos.

El informe de Madrid Salud remitido al alcalde, al que ha tenido acceso Efe, concluye que la libre dispensación de la píldora en farmacias sin prescripción médica es "un grave error, no moral ni político, sino estrictamente médico".

Subraya además que la iniciativa de Sanidad "plantea problemas médico-legales de hondo calado", por ejemplo "¿qué pasa con la Ley de Autonomía del Paciente, que solamente establece el consentimiento médico a partir de los dieciséis años?".

Incluso podría ocurrir, avisa, que adquiriese la píldora en una farmacia una menor de 13 años, "en la cual una relación sexual conforme al Código Penal constituiría un delito, que quedaría desgraciadamente oculto según esta nueva medida, al obviarse la prescripción médica".

Con independencia de todo ello, asegura que se trata de una "medicación de emergencia que en ningún caso debe sustituir a una planificación de la salud reproductiva de la mujer, y sobre todo, que debe realizarse con receta médica, dado que su prescripción constituye claramente un acto médico".

Lo es, en primer lugar, porque "se trata de un medicamento de carácter hormonal con indicaciones, contraindicaciones y posibles efectos adversos, todo lo cual debe ser valorado en el curso de un acto médico".

"Se plantea el absurdo de que según esta nueva medida, para la adquisición de cualquier otro anticonceptivo hormonal seguirá siendo precisa la receta médica, pero para este en concreto no", destaca.

En segundo lugar advierte de que "la valoración por parte de un médico de la demanda de anticoncepción postcoital permite estudiar las necesidades y riesgos de la paciente en cuanto a su salud reproductiva, prescribiendo un tratamiento anticonceptivo reglado de larga duración si ello está indicado".

Además, dice, "la prescripción médica permite valorar, y resolver si es preciso, problemas que pueden ir ligados a las relaciones sexuales de los jóvenes como la posible existencia de enfermedades de transmisión sexual".

En tercer lugar, considera que la iniciativa de Sanidad "no resuelve, y puede agravar, el problema de inequidad en el acceso a la medicación postcoital" y recuerda que Madrid "ha pedido de forma reiterada que este fármaco entre dentro de los financiados por el sistema Nacional de Salud".

En consecuencia, subraya, "Madrid Salud continuará dispensando, de forma gratuita y bajo prescripción médica, la medicación postcoital a aquellas mujeres que la necesiten y no puedan hacer frente al gasto. Que son muchas".

Por otra parte, Ruiz-Gallardón, preguntado también al respecto, ha opinado que la reforma de la Ley del aborto planteada por el Gobierno "no es ninguna aportación positiva" puesto que "no es un debate que haya requerido la sociedad".

En su opinión, que en este caso es la de su partido, lo mejor sería mantener la legislación actual, aprobada por el Gobierno socialista de Felipe González y mantenida por el de José María Aznar, como ha recordado.