Sanidad implanta la segunda fase del programa de atención a pacientes polimedicados en 31 centros de salud de la Región

Cerca del 40 por ciento de los pacientes polimedicados no realiza un cumplimento adecuado en las tomas de sus fármacos

MURCIA, 17 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad implanta la segunda fase del Programa de Atención a los Pacientes Polimedicados en 31 centros de salud de la Región. Éste es uno de los 22 programas que forman parte del 'Plan de Acción para la Mejora en el Uso de los Medicamentos 2009-2011', que será aprobado de forma definitiva en las próximas semanas, según informaron desde la Comunidad Autónoma.

En estos momentos ya son 31 los centros de salud que están poniendo en marcha actuaciones de intervención con los pacientes polimedicados, más de 40.000 personas, que por necesidades de salud tienen que tomar habitualmente cantidades superiores a cinco medicamentos.

Los médicos de familia y los enfermeros de los centros de salud revisan de manera conjunta con los pacientes y sus familiares, en las consultas o en los domicilios, los fármacos que consumen, las dosis y la frecuencia diaria. Les recuerdan a los pacientes la utilidad de cada uno de ellos y les advierten sobre la importancia de no saltarse tomas y de no consumir medicamentos que no hayan sido prescritos por su médico.

El director general de Planificación, Ordenación Sanitaria y Farmacéutica e Investigación, José Antonio García Córdoba, recordó el elevado número de personas que en la Región toma varios medicamentos habitualmente y explicó que "110.000 personas toman más de cinco medicamentos, cerca de 300.000 consumen de forma regular más de 15 fármacos y, a modo de ejemplo, más de 21.000 ciudadanos tiene indicados más de 10 medicamentos".

García destacó la necesidad de este Programa, ya que, indicó, "es muy importante realizar un seguimiento detallado y continuado de estos pacientes, pues todos los estudios científicos efectuados señalan que un 40 por ciento no realiza las tomas de su medicación de manera adecuada y que será posible evitar un 15 por ciento de los ingresos hospitalarios de estos pacientes".

Este programa se presentó a principios de este año y se está realizando una campaña de información a los pacientes que se mantiene en todos los centros sanitarios de la Región de Murcia. Su aplicación es especialmente relevante porque va dirigido a las personas con mayores problemas en su salud, y por tanto, que se ven obligados a tomar un elevado número de medicamentos. Son calificados como pacientes polimedicados aquellas personas que toman de manera habitual más de cinco fármacos.

Los centros que han iniciado este programa son, en el Área de Salud de Cartagena, los centros de La Manga, Mazarrón, Pozo Estrecho, San Antón, Cartagena-Oeste, Barrio Peral, Torre Pacheco, y La Unión. En la Gerencia de Atención Primaria de Murcia, se realiza esta actuación en los centros de salud de Las Torres de Cotillas, Murcia-San Andrés, Murcia-Infante Juan Manuel, Alguazas y Vista Alegre. Así mismo lo han incorporado los ocho centros de salud del área de Lorca, los seis del Noroeste y el centro de salud de Jumilla, en el área del Altiplano.

El objetivo del Servicio Murciano de Salud es extender el Programa de pacientes Polimedicados a todos los Centros de Salud antes de 2010.

El programa de atención a los pacientes polimedicados centrará sus intervenciones en el seguimiento desde la consulta de las posibles interacciones entre los distintos medicamentos que toman a diario los pacientes, las actuaciones de educación sanitaria para que los pacientes aprendan a identificar los posibles efectos secundarios de los medicamentos, especialmente aquellos que pueden aparecer con mayor frecuencia, y a prevenir el empeoramiento de la enfermedad por un cumplimiento irregular de las dosis y tomas indicadas por el médico.

El programa también está orientado a detectar un fenómeno frecuente, los abandonos voluntarios por temporadas de algunos de los medicamentos, y a informar con claridad y seguridad sobre la importancia de limitar la ingesta de otros medicamentos, sin indicación médica, para el control de síntomas menores que padecen los pacientes.