Sanitat informa a más de 30.000 pacientes antes del alta hospitalaria sobre su medicación

Etiquetas

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Sanitat de la Generalitat valenciana ha informado en los últimos dos años a más de 30.000 pacientes sobre la medicación prescrita antes de su alta hospitalaria y de su potencial interacción con cualquier otra que estén tomando, según informaron hoy fuentes de la Generalitat.

Se trata de una novedosa iniciativa puesta en marcha por Sanitat en 2006, en colaboración con la Sociedad Valenciana de Farmacia Hospitalaria, con objeto de mejorar la seguridad y la calidad del conjunto de la medicación pautada a los pacientes, mediante su revisión, evaluación e información en el momento del alta hospitalaria.

Estos datos han sido facilitados por la directora general de Calidad y Atención al Paciente, Pilar Ripoll, en el III Congreso de la Sociedad Valenciana de Farmacia Hospitalaria, que se celebra en Valencia los días 22 al 24 de abril.

De este modo, Ripoll expuso la experiencia del programa 'Consúltenos', extendida ya a 12 departamentos de salud de la Comunitat tras un pilotaje previo en cinco hospitales de la red de la Conselleria de Sanitat en 2006 (San Juan de Alicante, Francisco de Borja de Gandia, General de Castellón, Arnau de Vilanova y La Fe de Valencia).

Posteriormente, durante 2007 y 2008, se extendió a otros seis hospitales: Sagunto, Doctor Peset de Valencia, General de Alicante, Elda, Elx y Orihuela. Y en 2009 se ha incorporado también en el hospital de Villajoyosa.

Para Ripoll, "esta novedosa iniciativa sobre mejora de la seguridad de la medicación al alta hospitalaria supone una experiencia pionera en nuestro país y un paso más en los esfuerzos de la Conselleria de Sanitat por lograr una mejora continuada de la seguridad asistencial". Asimismo, Ripoll destacó que "la seguridad de los pacientes es una prioridad máxima para este departamento, tal y como reflejan explícitamente las líneas del Plan de Excelencia de la Sanidad Valenciana".

Al respetco, destacó que los resultados obtenidos hasta ahora muestran que es una intervención "sumamente positiva" para la mejora de la seguridad del paciente y que goza de "una magnífica aceptación". Así, apuntó que las encuestas anónimas realizadas ponen de manifiesto "una altísima satisfacción" con la información recibida y "no existe percepción de que la entrevista suponga ninguna demora en el proceso de alta hospitalaria".

En cuanto al grado de satisfacción, en una escala de 1 a 5, los pacientes atendidos calificaron de muy alto el interés de la información recibida (4.8), así como el grado de satisfacción con la intervención (4.6) y el grado de comprensión del paciente (4.7).

FUNCIONAMIENTO DE LAS ENTREVISTAS

En concreto, en una entrevista con el paciente, un farmacéutico revisa la medicación prescrita antes de recibir el alta hospitalaria. El objetivo de esta entrevista es asegurarse de que el paciente entiende cómo debe de tomar la nueva medicación, al tiempo que se revisa la medicación que venía tomando antes del ingreso, para detectar así cualquier posible duplicidad o interacción farmacológica.

En cada uno de los 12 departamentos que hasta la fecha participan en el programa, los pacientes son seleccionados según diferentes criterios como las características de su medicación previa, la medicación recién instaurada, los procesos realizados, las especialidades o servicios donde ingresan, etc.

De este modo, los pacientes proceden de diferentes servicios hospitalarios, seleccionados en función de sus características, riesgos o especial complejidad. Actualmente este programa está implantado en servicios quirúrgicos (cirugía, traumatología y urología); en servicios médicos (cardiología, neumología, neurología y medicina interna); así como en los servicios que realizan los programas de trasplantes (cardíaco, renal, hepático y pulmonar).

Estos pacientes reciben antes de abandonar el hospital la vista de un farmacéutico con el que revisan la medicación que tenían previamente prescrita, la que ellos pudieran haber incorporado a su régimen terapéutico, las nuevas prescripciones, sus hábitos dietéticos y la adecuada secuencia posológica.